¿Coalición compleja o nuevas elecciones? | Política | DW | 16.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Italia

¿Coalición compleja o nuevas elecciones?

Los socios de la posible coalición de Italia necesitan más tiempo para negociar un acuerdo para formar gobierno. ¿Hacia dónde va la política italiana?

Hace casi seis años, en la capital del queso parmesano y del jamón de Parma, Federico Pizzarotti se convirtió en el primer alcalde de Italia del Movimiento de 5 estrellas (M5S). Se trata del partido populista que ahora parece estar destinado a gobernar Italia con el apoyo del partido Liga Norte.

En la actualidad, Italia se halla al borde de una nueva coalición con el Mi5S y otro partido de ultraderecha y anti-inmigración, la Liga.

El M5S irrumpió en la escena política hace casi una década como un movimiento destinado a librar al Parlamento italiano de los principales políticos corruptos y pagados en exceso. En las elecciones del 4 de marzo, actuó como un partido independiente y se convirtió en la fuerza política más poderosa de Italia, con el 33 por ciento de los votos. La Liga, que recibió el 17 por ciento, triunfó en una coalición de centroderecha, hasta ahora dominada por el exlíder Silvio Berlusconi, quien ha prestado, de mala gana, su apoyo a la coalición.

Más información: Los populistas italianos piden más tiempo para formar gobierno

Poca confianza en el M5S

Los analistas coinciden en que el escenario político italiano está tenso, fracturado, y gobernar requerirá un cambio del populismo al pragmatismo.

Laura Zavota, cardióloga infantil retirada, dice que "si el Movimiento 5 Estrellas no ha sido capaz de gobernar una simple ciudad como Parma, ¿cómo va a gobernar todo un país como Italia?”. Pero lo que más le preocupa es que la estructura de liderazgo del M5S exige a los miembros electos firmar un contrato que los vincule a las normas del movimiento.

Cristina Battistini, quien regenta una pequeña tienda de objetos de diseño en el corazón histórico de Parma, opina que "no los conocemos y lo peor es que no sabemos de lo que pueden ser capaces”.

Vittoria Petrazzoli, propietaria de un kiosco de periódicos, cree que a pesar de no apoyar dicho movimiento, está a favor de que forme gobierno. "Lo importante es que se decidan rápidamente", dice Petrazzoli. "Hay mucho que hacer. Hay que sacar adelante el sistema escolar. Necesitamos invertir en investigación y desarrollo. Al prolongar la formación de gobierno, se muestran como todos los demás políticos que han contribuido a arruinar a Italia", añade.

Luigi di Magio, líder del Movimiento 5 Estrellas.

Luigi di Magio, líder del Movimiento 5 Estrellas.

¿Se dirige Italia a nuevas elecciones?

Ni el M5S ni la alianza de centroderecha obtuvieron suficientes votos para ganar por mayoría en el Parlamento. De ahí este último intento de evitar un gobierno técnico compuesto por profesores universitarios o, por otro lado, convocar nuevas elecciones generales. Esta última sería la opción que el jefe de Estado de Italia, Sergio Mattarella, dijo que se vería obligado a adoptar si los partidos italianos no pudieran resolver el enigma de configurar un gobierno creíble.

El experto en Derecho Administrativo Giacinto Della Cananea, quien asesoró al M5S sobre la compatibilidad entre el MS5 y la Liga o el Partido Demócrata (con quienes fracasaron las negociaciones), dice que el movimiento tiene importantes puntos de convergencia con la Liga. "Además de convertir la lucha contra la corrupción en el lema principal de sus campañas electorales, ambos encabezan el cambio político con respecto a la relación de Italia con la Unión Europea y consideran que las restricciones fiscales de la UE sobre Italia son excesivas", dice Della Cananea.

Para reducir la creciente pobreza en Italia, el M5S insiste en garantizar un sueldo mínimo. La Liga, por otro lado, ha prometido introducir un impuesto fijo del 15 por ciento y reducir el gasto público. Ambas partes quieren desmantelar una reciente reforma de pensiones y permitir que las personas se retiren laboralmente antes.

Sin embargo, todas o cualquier combinación de estas promesas implicarían costos muy altos para las ya problemáticas finanzas y la agobiante deuda de Italia. Y cualquier intento unilateral por parte de Italia de impulsar una agenda soberana correría el riesgo de debilitar aún más su posición en los mercados internacionales y su papel en la cohesión política de Europa.

Matteo Salvini, líder del partido de ultraderecha Liga.

Matteo Salvini, líder del partido de ultraderecha Liga.

Enfrentando la economía y la inmigración

Luego está la cuestión especialmente espinosa de controlar el flujo de migrantes a Italia, un tema que propició el apoyo a la Liga. "No creo que nadie sugiera dejar de salvar a los inmigrantes en el mar, pero el debate sobre si invertir más en África o llegar a acuerdos con los países del norte de África [para evitar que la gente emigre] no está aún decidido", dice Della Cananea. "Estos asuntos tardarán meses en resolverse, también porque hay acuerdos internacionales y preguntas técnicas que gestionar".

Cualquiera que sea el trato que ambas partes puedan acatar para gobernar conjuntamente, ambos han prometido someter el acuerdo a aprobación por parte de sus seguidores: M5S a través de una votación online; la Liga en referéndum informales en plazas, sobre todo en el norte de Italia, donde se encuentra su base.

Megan Williams (rmr/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda