Coalición árabe ataca cárcel en Yemen: decenas de muertos | El Mundo | DW | 30.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Coalición árabe ataca cárcel en Yemen: decenas de muertos

La aviación de la alianza liderada por Arabia Saudita bombardeó en tres oportunidades la prisión de Mulhaq, bajo control de los rebeldes hutíes.

Imagen de la guerra en Yemen,

Archivo.

Tres oleadas de bombardeos lanzadas por la coalición árabe liderada por Arabia Saudita destruyeron este domingo (30.10.2016) las instalaciones de la cárcel de Mulhaq, situada en un complejo policial cerca de Al Hudeiqa, en el mar Rojo, causando la muerte de al menos 40 personas, entre presos y milicianos rebeldes hutíes, según los primeros reportes llegados desde esa región de Yemen.

La ciudad está bajo control de los hutíes, quienes por medio de la red de televisión Al Masirah informaron de un total de 43 muertos en el ataque, lo que no ha podido ser confirmado por fuentes independientes. El bombardeo de la prisión ocurrió apenas horas después de un ataque aéreo en la ciudad de Taiz, donde murieron 18 personas, entre ellos varios niños, según las autoridades locales.

Estas agresiones ocurren un día después de que el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, mostrara su total rechazo a la nueva iniciativa de paz de la ONU, asegurando que ésta lo que hace es "recompensar” a los rebeldes al darles un espacio en el futuro gobierno de unidad nacional. Asimismo, propone reducir algunos de los poderes presidenciales a cambio de la retirada de los insurgentes de las principales ciudades del país.

Objetivos civiles

Es común que los aviones de la coalición árabe bombardeen objetivos civiles en su lucha contra los rebeldes hutíes. El pasado 8 de octubre, aparatos de la coalición bombardearon un funeral y mataron a 140 personas, debido a una información "errónea", según informó entonces el mando de dicha fuerza conjunta. En otras ocasiones las bombas han caído sobre barrios residenciales, hospitales y escuelas, causando numerosas muertes entre la población.

La coalición árabe lucha en apoyo del gobierno del presidente yemení Abdo Rabu Mansur Hadi desde marzo de 2015, en un intento hasta el momento infructuoso por imponer el orden en el país y reinstalar en Saná al mandatario, quien fue expulsado del poder a fines de 2014 por los insurgentes, presuntamente apoyados por Irán. La guerra en Yemen ha dejado más de 10 mil muertos y unos 3 millones de desplazados, según los últimos datos.

DZC (EFE, Reuters, AP)

DW recomienda

Publicidad