Claudia Pechstein: Eterna sobre el hielo | Deportes | DW | 07.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Claudia Pechstein: Eterna sobre el hielo

Claudia Pechstein ya tiene nueve medallas olímpicas en la disciplina de patinaje de velocidad. Obtener la décima en los juegos de Pyeongchang sería más que solo una satisfacción deportiva para esta atleta de 45 años.

La patinadora de velocidad sobre hielo de 45 años Claudia Pechstein quiere ganar su décima medalla olímpica, en Pyeongchang. El 16 de febrero está bién marcado en su calendario . Ese día se corren los 5000 metros, su prueba favorita. De salir victoriosa, sería la medallista olímpica de mayor edad en esta especialidad. Seis días antes de su cumpleaños número 46.

Estos récords de edad ahora no son nada especial para la berlinesa, que el año se coronó medallista con más años en la Copa del Mundo. Obtuvo medalla de plata en los 5000 metros, precisamente en el estadio de Gangneung, donde se llevará a cabo esta competición. "Tengo un buen recuerdo de esta pista, pero no es solo por la medalla", dice la pentacampeona olímpica. "La pista estaba bien preparada, y espero obtener el título este año nuevamente".

"Quiero dar lo mejor de mí”

Claudia Pechstein sabe que, debido a su edad, tiene una posición peculiar en el deporte internacional. Pero no se complica al respecto. Lo principal es que todvía le gusta correr. "Debido a mi edad, en realidad siempre debería ser la última ", coquetea con la mirada puesta en el próximo gran evento. Claudia Pechstein tiene posibilidades de tener un lugar en el podio. Lo demostró al comienzo de la temporada, cuando corrió en Stavanger, en Noruega, y obtuvo la victoria Nr. 33 de su carrera. "Quiero hacer mi mejor esfuerzo en Corea del Sur, relajarme y ver qué se puede hacer ese día, y si no basta para una medalla, está bien igualmente".

Norwegen Eisschnelllauf Claudia Pechstein (picture-alliance/AP Photo/C. Johansen)

Claudia Pechstein, al centro, celebra su triunfo en Stravanger.

Con el equipo internacional de su lado

Claudia Pechstein tiene que realizar esta labor prácticamente sola al no tener competencia en su país. Las deportistas Gunda Niemann-Stirnemann y Anni Friesinger-Postma se han retirado hace mucho tiempo. Es por eso que desde hace dos años Claudia Pechstein fundó su propio equipo de patinaje, el cual incluye atletas de Rusia, Noruega y Hungría. "Necesito que estos corredores puedan mantener y expandir el nivel", explica Claudia Pechstein. El equipo se financia con la ayuda de patrocinadores. El entrenador es una celebridad del patinaje: Peter Mueller, el campeón olímpico estadounidense de 1976 en Montreal. Claudia Pechstein alaba a su entrenador, pero también lo critica si su desempeño en el entrenamiento no es óptimo. Mueller también está entusiasmado: "Tiene una voluntad increíble, no le gusta perder, siempre quiere ganar". Hay otro hombre que le da aliento a Pechstein: su pareja Matthias Große. Ella le conoció en la etapa más negra de su carrera. La federación internacional la había acusado de dopaje con evidentes pruebas pero ella no se rindió. Con varios informes de reconocidos médicos, pudo demostrar que padece una enfermedad latente que hace que sus niveles sanguíneos fluctúen. La federación no quiso revocar su veredicto. Es por eso que Claudia Pechstein ha estado envuelta en procesos durante años. Ella ha demandado por millones a la Asociación Mundial de Patinaje por daños y perjuicios. Mientras tanto, el caso ha llegado al Tribunal Constitucional Federal.

Deutschland Claudia Pechstein Urteil Bundesgerichtshof Karlsruhe (picture-alliance/dpa/U. Deck)

La deportista lucha ante los tribunales por su rehabilitación.

El reconocimiento es importante para ella,

Esta lucha por la justicia también la impulsa en sus actividades deportivas. Cada buena marca, cada victoria y quizás también una medalla olímpica son en su opinión un golpe contra la federación. Algunos funcionarios que fueron responsables de su suspensión aún están en el cargo. En Alemania, su historia fue vista inicialmente con escepticismo. Sin embargo, ella cuenta con el apoyo de Alfons Hörmann, presidente de la Confederación Alemana de Deportes Olímpicos (DOSB), el cual se disculpó por la manera en que la organización deportiva alemana la trató.

En los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, Claudia Pechstein podría tener el honor de ser abanderada en la ceremonia de apertura. Actualmente hay una votación entre cinco candidatos. "Para mí es un gran honor estar entre los cinco nominados, si pudiera llevar la bandera, sería como la fresa en el pastel para mi carrera olímpica", dice Claudia Pechstein.

DW recomienda

Publicidad