Clérigo radical gana los comicios legislativos en Irak | El Mundo | DW | 19.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Clérigo radical gana los comicios legislativos en Irak

Muqtada al Sadr lidera la coalición Sairún, que ocupará 54 escaños en el nuevo Parlamento. La alianza del actual premier quedó en tercera posición.

Una semana después de realizadas las votaciones, finalmente este viernes (18.05.2018) se conocieron los resultados de las elecciones parlamentarias en Irak, las primeras desde la derrota del Estado Islámico. Y estos mostraron el triunfo de la lista liderada por el polémico clérigo chiita Muqtada al Sadr, que en alianza con el Partido Comunista obtuvo 54 escaños para la coalición Sairún (Marchemos, en árabe).

Al Sadr no es cualquier persona. Tras la caída del régimen de Saddam Hussein, en 2003, el clérigo lideró al Ejército Mahdi contra las tropas de ocupación estadounidenses, aunque en los últimos años dejó la vía violenta para convertirse en un crítico del establishment, lo que le granjeó numerosos seguidores, especialmente en las regiones más pobres del país. Él mismo, sin embargo, no podrá postular al cargo de primer ministro, pues no fue candidato en las votaciones.

Más atrás en los resultados quedó la coalición Al Fath (La Conquista), liderada por Hadi al Ameri, líder de una milicia chiita apoyada por Irán. Con sus 47 escaños, se convertirá en una poderosa fuerza dentro del Parlamento. En cambio, la alianza Al Nasr (La Victoria), del primer ministro Haidar al Abadi, se deberá conformar con 42 diputados. Le sigue la lista encabezada por el ex primer ministro Nuri al Maliki, Daulat al Qanun (Estado de Derecho), que obtuvo 25 escaños, mientras la Alianza Nacional de Ayad Alaui se hizo con 21.

Mensaje de la ciudadanía

La victoria de Sairún fue un inesperado golpe para Al Abadi, quien esperaba quedarse con la victoria tras la exitosa campaña militar contra Estado Islámico. Además, Al Sadr había sido relegado durante años por sus rivales chiitas respaldados por Irán, y los analistas estiman que su irrupción es un mensaje de la ciudadanía hacia una élite política que es vista como corrupta y responsable de un Gobierno disfuncional.

Poco después de que se anunciaran los resultados, Al Sadr agradeció a través de Twitter a los votantes su confianza y prometió no decepcionarlos. "Irak y la reforma han ganado con sus votos”, sostuvo. El mismo viernes, el dirigente se reunió con los embajadores de los vecinos de Irak, incluidos Jordania, Arabia Saudita, Turquía y Siria. A comienzos de semana había invitado a los líderes de otros bloques políticos para formar un gobierno tecnocrático, basado en su premisa de que es vital luchar contra la corrupción.

DZC (EFE, Reuters, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad