Ciudadano de EE. UU., condenado en Corea del Norte | El Mundo | DW | 02.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ciudadano de EE. UU., condenado en Corea del Norte

Un ciudadano estadounidense fue condenado a 15 años de trabajos forzados en Corea del Norte tras ser declarado culpable de "crímenes contra el país".

El estadounidense Kenneth Bae, identificado con el nombre coreano de Pae Jun-ho, fue detenido en noviembre al entrar al país por el puerto de Rajin, en el noreste, guiando a cinco turistas, informó la agencia oficial norcoreana de noticias KCNA. . Según medios oficiales del país comunista, habría confesado las acusaciones.

El diario surcoreano "Kookmin Ilbo" informó, al mismo tiempo, que Bae fue detenido al hallarse información sensible en el disco duro del computador de un integrante del grupo. Estados Unidos había hecho un llamamiento a la inmediata puesta en libertad de Bae.

Condena, en el marco de grave crisis

La condena se produce en medio de la grave crisis en la península coreana y las tensiones con Estados Unidos, desatadas tras el tercer test nuclear norcoreano

¿Volverá la calma tras el fin de las maniobras de EE. UU. y Corea del Sur?

¿Volverá la calma tras el fin de las maniobras de EE. UU. y Corea del Sur?

realizado el 12 de febrero, que desató la condena internacional y llevó a un endurecimiento de las sanciones de la ONU contra Pyongyang.

Además, el anuncio se produjo entre informaciones sobre supuestos planes del expresidente estadounidense Jimmy Carter de viajar a Corea del Norte para negociar la puesta en libertad del detenido y mediar para un diálogo bilateral, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap. Según esa agencia, Carter habría enviado una carta al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, manifestando su intención de visitar Pyongyang.

En los últimos años Corea del Norte detuvo en varias ocasiones a ciudadanos estadounidenses, que después fueron puestos en libertad tras la mediación de enviados norteamericanos. En 2009, dos periodistas fueron puestas en libertad tras casi cinco meses de detención y una condena a 12 años de trabajos forzados, luego de una visita no anunciada del expresidente estadounidense Bill Clinton.

CP/EL (dpa, afp, rtr)

DW recomienda