Cierre de emisora estatal pone en jaque a la coalición en Grecia | Europa | DW | 17.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cierre de emisora estatal pone en jaque a la coalición en Grecia

El gobierno de coalición de Grecia celebra una reunión de urgencia para tratar el cierre de la radio y televisión estatal ERT por parte del gobierno.

El encuentro se produjo en medio de un fuerte entredicho que enfrenta al primer ministro conservador, Antonis Samaras, con sus dos partidos aliados. "Todo pende de un hilo", comenta este lunes, 17 de junio, el periódico conservador Eleftheros Typos sobre la reunión de esta tarde. El principal partido opositor, la alianza de izquierda Syriza, convocó entretanto a sus seguidores a manifestarse frente al Parlamento para exigir la reapertura de ERT y un cambio de gobierno.

Si la coalición llegara a caer, sería un duro golpe para la estabilidad del país. Con el cierre de ERT, el Gobierno griego intenta cumplir con parte de las exigencias de los acreedores internacionales. Unos 2.700 trabajadores perdieron su empleo.

Samaras se mostró dispuesto a hacer concesiones. La radio y televisión pública podría continuar con una programación de emergencia hasta que se cree una nueva institución para sucederla, indicó. Para ello, se contrataría a unos pocos periodistas de forma temporal y, mientras tanto, el Parlamento trataría en un procedimiento de urgencia -de ser posible ya a partir de la semana próxima- una ley para la fundación de un nuevo ente estatal.

Protestas frente a la emisora griega ERT, en Atenas.

Protestas frente a la emisora griega ERT, en Atenas.

Nueva emisora: NERIT

De forma inesperada, este lunes la televisión mostró un rótulo de la nueva emisora

NERIT, que debe suceder al ERT, aunque no se emitió nada más. Samaras dijo que espera una "actitud responsable" de sus socios de gobierno y, que si no aceptan sus propuestas de compromiso, serán los culpables de la celebración de nuevas elecciones.

Fuentes del partido socialista Pasok señalaron que no aceptarán seguir recibiendo lecciones sobre el curso de las reformas, y de manera similar se expresó la Izquierda Democrática, los dos socios de Samaras. Las dos agrupaciones acusan a Samaras de no informarles ni tenerlos en cuenta a la hora de tomar decisiones.

Por otra parte, el diario alemán Süddeutsche Zeitung cita este lunes a fuentes de la organización crítica con la globalización Attac, que afirman que más de tres cuartos de la millonaria ayuda a Grecia fue a parar a los bancos y a ricos inversores. De los 207.000 millones de euros ya entregados a Grecia, 160.000 millones fueron a bancos e inversores. "El objetivo de las élites políticas no es el rescate de la población griega, sino del sector financiero", señaló al diario Lisa Mittendrein, de Attac Austria.

CP (dpa, rtr, afp)

Publicidad