Científicos estudian el bosque seco más grande del mundo, Miombo | Global Ideas | DW | 24.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Científicos estudian el bosque seco más grande del mundo, Miombo

Los habitantes de Zambia deben gestionar el bosque de Miombo de forma sostenible para mantener sus beneficios para la salud. Investigadores estudian su desarrollo y ofrecen métodos para su conservación.

Ver el video 03:16
Now live
03:16 minutos

Detener la deforestación

Objetivo del proyecto:Evitar la deforestación del bosque de la sabana de Miombo informando a la gente de alternativas financieras y nuevas fuentes de ingresos.

Tamaño del proyecto:Investigaciones en tres zonas de prueba en cuatro países piloto: Zambia, Malawi, Botsuana y Mozambique (el bosque de Miombo atraviesa la frontera entre Zambia y Malawi).

Volumen del proyecto:Alrededor de 3,3 millones de euros en el marco de la Iniciativa Medioambiental Internacional (IKI, por sus siglas en alemán).

Biodiversidad:Las dos especies de Caesalpinioideae (plantas de algarrobo) Brachystegia boehmii y Brachystegia longifolia tienen gran importancia para la flora local. Su nombre en el dialecto de la zona es el origen del nombre del mismo bosque de Miombo.

La selva de Miombo, el bosque seco más grande de la tierra, disminuye por momentos junto con su inmensa biodiversidad. Actualmente, Zambia es el país con la segunda mayor tasa de deforestación del mundo: el 70 por ciento de su suministro de energía proviene de la quema de madera. Además de ello, en el país hay un pobre sistema de gestión de suelos: tan pronto como un terreno de cultivo deja de ser fértil, se deforestan nuevas zonas boscosas.

Para detener este proceso, países industrializados como Alemania fomentan la misión del sistema “REDD+”, mediante el cual países en vías de desarrollo reciben dinero por la conservación sostenible de sus bosques. Para ello, equipos de científicos y botánicos miden la altura y alcance de sus árboles, calculan su volumen de biomasa y deducen con ello su capacidad de almacenamiento de CO2, y documentan la biodiversidad del bosque. Además, informan a los habitantes de la región sobre fuentes alternativas de ingresos que no implican la deforestación; por ejemplo, la apicultura.

Un artículo de Florian Nusch

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema

Publicidad