Choque entre Alemania y Europa por ayuda a inmigrantes | Europa | DW | 11.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Choque entre Alemania y Europa por ayuda a inmigrantes

Las críticas de la Comisión Europea a Alemania por negar ayudas sociales a inmigrantes europeos en casos determinados desataron este sábado (11.01.2014) una encendida respuesta por parte del partido de la canciller Angela Merkel. La postura de Bruselas es “absolutamente inaceptable”, acusó el jefe parlamentario de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Volker Kauder, en el diario Bild.

“Una vez más, la Comisión Europea parece no haber meditado la consecuencia de sus posturas”, lanzó Kauder. “Si se aplicara su punto de vista, posiblemente habría una gran afluencia de personas que vendrían a Alemania” sólo para recibir ayudas. Horst Seehofer, jefe de gobierno de Baviera y presidente de la Unión Cristianosocial (CSU), consideró en declaraciones a la agencia dpa que la postura del Ejecutivo comunitario “perjudica el apoyo a la idea europea. La Comisión suele opinar ignorando la realidad”.

El debate se centra en los subsidios que Alemania entrega a los desempleados de larga duración: 391 euros mensuales o 1.169 euros a una pareja con dos hijos. Los inmigrantes de la Unión Europea (UE) sólo pueden reclamar esa ayuda si llevan más de tres meses en Alemania y si trabajaron en algún momento en el país.

Minorías que no se comportan

La Comisión Europea admite que se fijen condiciones a la entrega del subsidio, pero exige que Berlín estudie cada caso en concreto en lugar de rechazar automáticamente a quienes no cumplan los requisitos, como ocurre ahora. Aunque parezca un simple matiz, el pedido de la Comisión toca un punto sensible en la primera potencia europea: los conservadores de Merkel y Seehofer vienen agitando el temor de que sobre todos búlgaros y rumanos emigren a Alemania para aprovechar sus generosas prestaciones sociales. Ambos países tienen libertad de residencia y trabajo en toda la UE desde el 1 de enero.

El socialdemócrata alemán Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, pidió que discutir de forma “racional, abierta y sincera” sobre las cuestiones que plantea la inmigración europea. “No podemos negar que en algunas ciudades hay problemas con una pequeña minoría difícil de integrar o que no comporta de forma responsable”, dijo al semanario alemán Wirtschaftswoche. (dpa)

Publicidad