China y Francia al rescate de PSA Peugeot Citroën | Economía | DW | 19.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

China y Francia al rescate de PSA Peugeot Citroën

El grupo chino Dongfeng y el Estado francés formarán parte del fabricante automotor galo por tradición. El día de mañana se espera la llegada de un nuevo director ejecutivo.

Debilitada por nuevas pérdidas millonarias, la empresa PSA Peugeot Citroën ha presentado planes concretos para la entrada del fabricante Dongfeng de China. En el curso de una ampliación de capital de tres millones de euros, Dongfeng tendrá, por 800 millones de euros, una participación del 14 por ciento en PSA.

De igual manera, el Estado francés ha decidido participar para evitar que los chinos tomen control de una empresa de tradición como PSA Peugeot Citroën. En años pasados la firma ha registrado pérdidas por 2,3 millones de euros.

Después de haberse confirmado su entrada, Dongfeng, el segundo fabricante de autos en China, quiere fortalecer su relación con la compañía francesa.

La investigación y el desarrollo deberán intensificarse, informó Dongfeng en un comunicado. Además, las dos empresas quieren explorar nuevos mercados para la exportación.

Desaparecen puestos y se anuncia nuevo jefe

Debido a la caída de las ventas en Europa, PSA se enfrenta a grandes problemas y se dispone a suprimir 11.000 puestos de trabajo. Los expertos aseguran que el error de la empresa fue enfocar sus objetivos en su propio continente. Un importante indicador del radical cambio que vive PSA Peugeot Citroën es la destitución de Philippe Varin, quien había ocupado el puesto de director ejecutivo hasta ahora. A partir del jueves (20.02.2014) el antiguo gerente de Renault, Carlos Tavares, ejercerá el cargo.

Otros cambio importante para la familia Peugeot es que su filial financiera Banque PSA Finance se fusionará con el instituto español Santander Consumer Finance.

La firma del nuevo acuerdo entre PSA y Dongfeng será realizada a finales de marzo y se celebrará con la visita del jefe de Estado chino, Xi Jinping, a París.

AG (dpa, afp)