China: represión de Tiananmen de 1989 fue una ″política correcta″ | El Mundo | DW | 02.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

China: represión de Tiananmen de 1989 fue una "política correcta"

Lo aseguró el ministro chino de Defensa, el general Wei Fenghe. Y agregó que su país no renunciará al uso de la fuerza en la reunificación con Taiwán.

La represión a las protestas en la plaza de Tiananmen de Pekín en 1989 fue la "política correcta", dijo este domingo (02.06.2019) el ministro chino de Defensa. "Ese incidente fue una turbulencia política y el gobierno central tomó medidas para detener las turbulencias, lo cual es una política correcta", afirmó el general Wei Fenghe, en el foro regional de seguridad Diálogo de Shangri-La, en Singapur.

En declaraciones ante ministros de Defensa, militares de alto rango y expertos, el general Wei se preguntó por qué el mundo siempre dice que China "no gestionó el incidente de forma correcta".

"Estos 30 años demostraron que China vivió grandes cambios", afirmó, añadiendo que gracias a la acción del gobierno, "China goza de estabilidad y desarrollo".

Hace 30 años, Pekín fue el epicentro de una serie de protestas en las que los estudiantes eran la punta de lanza y en las que la represión llevada a cabo por el ejército en la plaza de Tiananmen el 4 de junio de 1989 dejó cientos o incluso más de 1.000 manifestantes muertos.

China Mann stoppt Panzerkolonne Tiananmen-Platz 1989 (picture alliance/AP Photo/J. Widener)

Tiananmen 1989: un hombre frena a los tanques. Una escena que hizo historia.

Taiwán

China no renunciará al uso de la fuerza en la reunificación con Taiwán, dijo también el ministro chino de Defensa, considerando que es "muy peligroso" subestimar la voluntad de Pekín.

"Nos esforzaremos por un proceso de reunificación pacífica con la máxima sinceridad y los mayores esfuerzos, pero no hacemos promesas de que renunciemos al uso de la fuerza", dijo el general Wei Fenghe durante una conferencia internacional sobre seguridad en Singapur".

"Si alguien se atreve a separar a Taiwán de China, el ejército chino no tendrá otra elección que luchar, cueste lo que cueste. Cueste lo que cueste, por la unidad nacional", insistió el general Wei.

El 30 de mayo, China ya acusó a Estados Unidos de "jugar con fuego" con Taiwán, después de que Washington lanzara varias iniciativas dirigidas a estrechar sus lazos con esta isla reivindicada por Pekín, como el envío de buques al estrecho de Taiwán.

Washington, que rompió relaciones diplomáticas con Taipéi en 1979 para reconocer a Pekín como único representante de China, sigue siendo no obstante el aliado más poderoso del territorio insular, además de su principal proveedor de armas.

China considera a Taiwán como parte de su territorio. La isla está dirigida por un régimen rival que se refugió allí después de que los comunistas se hicieran con el poder en la parte continental, en 1949, tras la guerra civil china.

La ONU no considera la isla como un Estado independiente. Y Pekín amenaza constantemente con recurrir a la fuerza en caso de que haya una proclamación formal de independencia por parte de Taipéi o de una intervención exterior, especialmente de Estados Unidos.

Guerra comercial

En paralelo, el Gobierno negó las acusaciones de que haya dado pasos atrás en las negociaciones comerciales con Estados Unidos y aseguró que el principal escollo para avanzar es que Washington pide cada vez más.

"Cuanto más se ofrece el gobierno de los Estados Unidos, más quiere", apuntó el Gobierno chino en un instructivo "White Paper" publicado este domingo en el que asegura que Washington debería asumir "la responsabilidad" de que las conversaciones entre los dos países se hayan resentido durante las últimas semanas.

Así, la versión del Gobierno de Donald Trump de que China se ha echado atrás en algunos de los acuerdos alcanzados es "totalmente infundada" e "irresponsable" y ha sido Estados Unidos quien "recurriendo a la intimidación y la coerción, persistió con demandas exorbitantes".

DG (afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda