China declara emergencia por sismo de 7 grados en el centro del país | El Mundo | DW | 08.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China declara emergencia por sismo de 7 grados en el centro del país

Un terremoto de 7 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió la turística comarca china de Jiuzhaigou (centro), tras lo cual se activó un operativo de emergencia ante posibles víctimas en la zona afectada.

El seísmo, uno de los más potentes registrados en China en los últimos años, tuvo su epicentro a 33,2 grados latitud norte y 103,82 longitud este, con una profundidad de 20 kilómetros, destacó el centro sismológico. Al menos cinco personas murieron y otras 60 resultaron heridas, 30 de ellas graves

Testigos del terremoto contactados por la agencia oficial Xinhua informaron de que varias viviendas en la zona se han derrumbado y otras sufrieron daños de diversa consideración, por lo que las autoridades locales iniciaron operaciones de evacuación de las localidades afectadas.

En otros lugares más alejados del epicentro en la misma provincia de Sichuan (donde un terremoto en 2008 causó más de 90.000 muertos y desaparecidos) también se informó de que los habitantes sintieron el temblor y salieron temerosos de sus casas, registrándose además cortes del servicio telefónico.

Pueblo sepultado por deslizamiento de tierra

Incluso en la capital provincial, Chengdu, situada a 300 kilómetros al sur del epicentro, se notó el terremoto. Jiuzhaigou es un valle famoso por sus cataratas y sus formaciones kársticas, que atraen cada año a grandes cantidades de turistas (sólo hoy se habían registrado más de 38.000 visitantes). Las autoridades chinas han lanzado un dispositivo de emergencia de máximo nivel, con equipos de rescate desplazados a la zona.

Por otra parte, un corrimiento de tierras que sepultó este martes un pueblo de montaña en el suroeste de China dejó 24 muertos y cuatro heridos, mientras que otra persona sigue desaparecida, informó la agencia de noticias Xinhua.

Las lluvias torrenciales provocaron el corrimiento de tierras en el pueblo de Gengdi, en la provincia de Sichuan, dijo Xinhua.  Una persona pudo ser rescatada en el pueblo situado en el municipio de Qiaowo, en el condado de Puge, en el que viven muchos miembros de la minoría Yi.   Según el periódico "Hongxing News", 71 casas quedaron destrozadas y 577 personas de 157 familias se vieron afectadas por la catástrofe.

JOV (dpa, xinhuanet)

DW recomienda

Publicidad