″Chileselust″: a la caza de nuevos lectores | Cultura | DW | 18.08.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

"Chileselust": a la caza de nuevos lectores

¿Una llama, un cóndor y un pingüino leyendo cuentos en alemán? Los animalitos son los títeres de la maleta con libros infantiles que recorre Chile para llevar la magia de la lectura a los niños de los colegios alemanes.

Esa es una de las caras del proyecto “Chileselust” -bautizado con un juego de palabras entre "Chile", "lesen" (leer) y "Lust" (ganas)- que busca aumentar el gusto por la lectura en ese país sudamericano. El grupo de animalitos está inspirado –y adaptado en versión chilena- en los famosos "Músicos de Bremen", el cuento de los Hermanos Grimm. En Bremen, los cuatro protagonistas de la historia son también los protagonistas de un exitoso proyecto que está revirtiendo los malos índices de lectura que hasta hace unos años exhibía esta ciudad del norte de Alemania.

Logo de la iniciativa chilena Chileselust. con animalitos de la región.

Logo de la iniciativa chilena "Chileselust". con animalitos de la región.

Se trata de BremerLeseLust, una premiada iniciativa que ha dado un nuevo impulso a los libros. Su mentora, Ulrike Hövelmann, visitó hace unos años Santiago, La Paz, Buenos Aires y otras ciudades latinoamericanas, invitada por el Goethe Institut, para dar a conocer el proyecto.

“Nuestro principio en cuanto al BremerLeselust, que presentamos en Santiago de Chile, es que leer es una experiencia especialmente importante”, indica Ulrike Hövelmann. Con atractivas actividades, BremerLeseLust ha conseguido despertar el gusto por la lectura en Alemania. Por ejemplo, incentivando la creación de bibliotecas en cada colegio, con lecturas en voz alta a cargo de personajes conocidos, o con el Cd con cuentos infantiles leídos por el entrenador y jugadores del equipo de fútbol local de esa ciudad, el Werder Bremen.

Cuando los niños ven que para el entrenador de su equipo favorito es importante leer, “también la lectura se vuelve importante para ellos”, dice Hövelmann.

Niños de la escuela Thomas Morus, de Santiago de Chile.

Niños de la escuela Thomas Morus, de Santiago de Chile.

“Leer en alemán es entretenido”

En Chile, el diagnóstico era parecido. Este país tiene muy bajos índices de lectura, y en las familias se compran muy pocos libros. “El nivel de lectura aquí no es muy elevado y el alemán se pierde también en las nuevas generaciones, por lo que nosotros queremos luchar contra esas dos situaciones”, explica Margit Sterzik.

En sus casi 14 años en Chile, esta profesora de Baviera se ha dedicado a enseñar a los niños y a formar profesores. Desde el 2011 está además a la cabeza de Chileselust, proyecto inspirado en el de Bremen. “Nosotros partimos de la base de que leer en alemán es entretenido”, dice. Y con diferentes actividades –lecturas de cuentos infantiles por personajes importantes y maletas con libros que viajan por los colegios alemanes- están entusiasmando a los pequeños lectores.

“Cuando nosotros éramos niños era normal que los padres nos leyeran, pero esa actitud lamentablemente se ha perdido un poco y no está tan institucionalizad como debería estarlo”, indica Margit Sterzik.

Chileselust es un proyecto conjunto de la Asociación Chilena de Profesores de Habla Alemana, el Instituto Profesional Alemán Wilhelm von Humboldt, la Biblioteca del Goethe Institut, la Liga Chileno-Alemana y la Embajada Alemana, y es apadrinado por BremerLeseLust.


El placer por la lectura

Proyecto BremerLeseLust en la ciudad de Bremen.

Proyecto BremerLeseLust en la ciudad de Bremen.

Cuentan con cinco cofres con libros para niños entre 4 y 10 años, y dos con literatura contemporánea para profesores, que viajan por los colegios alemanes de todo Chile. “Queremos desarrollar las competencias de lectura y, además, despertar el gusto y el placer de leer A largo plazo, la idea es incrementar el interés por leer libros, y no sólo alemanes”, señala Sterzik.

Adicionalmente, esto trae beneficios en el rendimiento escolar en general, pues leer es la base para la comprensión de todas las materias. Muchos fracasan en el colegio porque no tienen esa formación en la lectura, indica Sterzik.

El proyecto ha sido todo un éxito. “Me gusta mucho ver cómo los niños están fascinados con los libros y, como consecuencia, quieren seguir leyendo. En las bibliotecas de los colegios nos cuentan que cuando llega la maleta también aumenta el préstamo de libros”, indica Margit Sterzik.

Impacto en el aprendizaje

Incentivar la lectura en alemán también debería fortalecer el aprendizaje de este idioma extranjero en Chile. Para medir su impacto, académicos de la prestigiosa Universidad Ludwig Maximilian, de Múnich, en cooperación con Chileselust, están realizando un proyecto de investigación.

La lectura puede hacer una gran diferencia en la vida de una persona, creen los impulsores de esta iniciativa. Con las esperadas maletas, viajan también por Chile los títeres con forma de llama, cóndor y pingüino para contarles a los niños cuentos de ayer y hoy en alemán. Ellos son los mejores testigos de la magia que revive cada vez que se abren las páginas de un libro.

Autora: Victoria Dannemann

Editora: Cristina Papaleo

DW recomienda