Chile: Bachelet asumió segunda presidencia con larga lista de reformas | América Latina | DW | 11.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chile: Bachelet asumió segunda presidencia con larga lista de reformas

La socialista Michelle Bachelet asumió, por segunda vez como presidenta de Chile, enarbolando un programa de reformas políticas, sociales y educacionales.

Michelle Bachelet, presidenta de Chile hasta 2018.

Michelle Bachelet, presidenta de Chile hasta 2018.

"Sí, prometo", dijo la mandataria al ser investida como mandataria en el Congreso, en reemplazo de Sebastián Piñera, quien ya anunció su deseo de volver al gobierno en 2018. Bachelet, cuya primera actividad internacional será acoger la cumbre de Unasur en Santiago este miércoles para analizar la crisis de Venezuela, recibió la banda presidencial de manos de la líder del Senado, Isabel Allende, a quien brindó un abrazo, emocionada.

La hija del depuesto mandatario socialista Salvador Allende se convirtió en la primera mujer en asumir la presidencia de la Cámara Alta en Chile. "Quiero rendir un especial homenaje a mi padre y a todos los que entregaron su vida (tras el golpe militar de 1973)", dijo con voz entrecortada la parlamentaria en su primer discurso, al evocar también a su madre, Hortensia "Tencha" Bussi, ya fallecida.

Congreso en Valparaíso

La investidura de Bachelet se realizó en los salones del Congreso Nacional, que hizo construir el general Augusto Pinochet (1973-1990) en el puerto de Valparaíso, 120 kilómetros al noroeste de Santiago de Chile, casi al término de su dictadura de 17 años, periodo durante el cual el Congreso y la actividad parlamentaria estuvieron clausurados por los militares.

Bachelet, quien ya gobernó Chile entre 2006 y 2010, asumió el poder con mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso, aunque sin los votos necesarios para aprobar las reformas políticas que propone, las que requieran quórum especiales y el consenso de la derecha.

La agenda de la mandataria, que considera 50 medidas para los primeros 100 días de su gobierno, tiene como prioridad recomponer los lazos con América Latina y lograr acuerdos con los movimientos sociales. "Si no, se va a detener todo", dijo antes de asumir.

Los gobernantes latinoamericanos, algunos que mantuvieron relaciones distantes con Piñera, enviaron ya señales de acercamiento, en especial los de países sudamericanos.

JOV (dpa, terra)