Champions League: ánimo muchachos, que todo está perdido | Deportes | DW | 16.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Champions League: ánimo muchachos, que todo está perdido

El Bayern perdió en Múnich ante el Inter Milán y quedó fuera de la competencia; el Schalke sigue en ella pero su futuro es incierto. A los alemanes la suerte no les ha sonreído en esta temporada de la Champions League.

default

Goran Pandev celebra el gol del triunfo milanés.

Particularmente amarga es la situación del actual campeón alemán y finalista de la pasada Champions League ya que con su derrota en casa en octavos de final de la máxima competencia europea se alejó cualquier posibilidad de rescatar una temporada en la que empezó como favorito a todo y terminó con las manos vacías; y lo que es aún peor, en la Bundesliga aún tiene que remontar –en muy poco tiempo- varias posiciones si quiere estar de nuevo el próximo año entre los grandes clubes del continente.

Champions League FC Bayern Inter Mailand TOR GOMEZ Flash-Galerie

Mario Gómez (izq.) materializó para el Bayern el 1:1, que de poco le sirvió finalmente al equipo.

Muy cerca, pero demasiado lejos

Contra el Inter Milán el Bayern acusó de nuevo todos los problemas que le han caracterizado en los últimos meses: una defensa inestable, una dependencia casi total de las genialidades de sus estrellas Franck Ribéry y –en especial- Arjen Robben, el desaprovechamiento de las múltiples oportunidades de gol que genera y la falta de continuidad en la formación titular.

El entrenador Louis van Gaal volvió a improvisar ante los italianos, actuales campeones de la Champions League, una nueva pareja de defensores centrales que hasta entonces no había jugado junta: el brasilero Breno y el belga Daniel van Buyten. Por ello no causó mayor sorpresa que el primer gol del Inter, anotado ligeramente en fuera de lugar por Samuel Eto'o a la postre figura del partido, surgiera de un error de coordinación entre ellos.

Los de Múnich, en tanto no fueron atacados como ocurrió a lo largo de la hora siguiente al gol italiano, impusieron sus condiciones, por momentos jugando un fútbol brillante y de gran factura; así, al finalizar el primer tiempo el marcador a su favor debería haber sido por lo menos un 4-1 y no el peligroso 2-1 con el que se fueron a la pausa. En la segunda mitad del partido el Bayern fue perdiendo el control de las acciones ante un Inter, que viendo cómo el anfitrión desperdiciaba una y otra vez la oportunidad de liquidarles, se animó a acercarse al área rival.

Flash-Galerie FC Bayern München gegen FC Schalke 04

Arjen Robben (izq.) no pudo repetir las escenas prodigiosas del año anterior en la Champions League.


El desmoronamiento

Como con un castillo de naipes el Bayern se vino abajo a la segunda embestida italiana que significó el empate transitorio a 2 goles y desde ese instante, agravado con la sustitución por lesión de Robben, no consiguió frenar al Inter, lo que desnudó su vulnerabilidad defensiva que a la postre le costó el paso a los cuartos de final de la Champions League al encajar el 2-3 a segundos de terminarse el partido.

“Nuestra defensa no está a la altura de una competición tan importante” sentenció un frustrado Robben al pedírsele una explicación sobre la eliminación del Bayern; Bastian Schweinsteiger también calificó de “increíble” el que su equipo encaje con tanta facilidad 3 goles en contra en su propio estadio y exigió: “aquí le tocará a cada uno de los jugadores asumir la responsabilidad que le corresponde, no puede ser que se cometan errores individuales tan graves”. El entrenador Louis van Gaal encontró otro argumento, el de las opciones de gol que no se concretaron: “hay que hacerlos, pero no los hicimos”.

Schalke 04 trennt sich von Trainer Felix Magath

Felix Magath verá a Schalke como espectador. (Archivo)

Schalke en cuartos pero sin entrenador

El único equipo alemán sobreviviente en la Champions League, el Schalke, afronta por ahora otros problemas que le impiden ocuparse de la competencia que este viernes sorteará las parejas que disputan los cuartos de final. Felix Magath, el entrenador que llevó al equipo tan lejos en Europa (y lo puso en la final de la Copa Alemana a jugarse en mayo), fue despedido hoy por las directivas del club, que además anunciaron que se preparan para un proceso judicial al respecto.

Por lo pronto sólo se sabe que el asistente de Magath, Seppo Eichkorn, se sentará en el banco a dirigir al equipo este domingo contra el Bayer Leverkusen. Los rumores de prensa señalan que es muy probable que en la siguiente fase de la Champions League al Schalke lo comande Ralf Rangnick, ex entrenador del Hoffenheim quien ya estuvo en el club entre el 2004 y el 2005.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Enrique López

DW recomienda

Enlaces externos

Publicidad