Chávez y su nuevo hermano | Política | DW | 30.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Chávez y su nuevo hermano

Los presidentes de Irán y Venezuela, dos importantes socios de la OPEP, se reunieron en Teherán para coordinar posturas en asuntos económicos. Hicieron además gala de gran simpatía y unión en su lucha contra EEUU.

Condecoración entre hermanos.

Condecoración entre hermanos.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, otorgó la más alta condecoración de la República Islámica a su homólogo venezolano, Hugo Chávez por "sus esfuerzos para establecer la justicia en Venezuela y por su postura en contra de la opresión, que merece ser elogiada". La condecoración fue simbólica y la culminación de un viaje en la que ambos mandatarios pactaron su lucha unida contra Estados Unidos.

Relaciones estrechas

"La revolución bolivariana de Venezuela es hermana de la revolución islámica" palabras que habrán gustado al líder Supremo iraní, el ayatolá Seyed Ali Jameni, quien también recibió a Chávez.

Jameni aseguró que el plan estadounidense de un nuevo Cercano Oriente ha fracasado aunque los estadounidenses aún no lo quieren aceptar. El mandatario venezolano analizó por su parte, que "la resistencia del pueblo libanés y Hizbollá simbolizan su espíritu indómito, y demuestra el hartazgo del mundo islámico y árabe con la política de EEUU en la zona".

¿La unión hace la fuerza?

Más íntimas resultaron las palabras de Ahmadineyad quien aseguró que Chávez "es su hermano y ojalá su compañero de lucha", de lo que puede partir pues como dejó bien claro Chávez fue a Teherán para insistir en que en cualquier momento estará al lado de Irán "pues mientras permanezcamos unidos podremos derrotar al imperialismo, pero si estamos divididos, nos quitarán de en medio".

El presidente venezolano viajó acompañado por los ministros de Exteriores, Defensa, Agricultura, Energía, Comercio, Cultura y Comunicaciones, Industria y Minas, así como por el ministro de Energía, Rafael Ramírez y el alcalde la ciudad de Caracas.

Durante la visita además de intercambiar palabras floridas sobre su odio hacia Estados Unidos firmaron varios acuerdos económicos y de cooperación, sobre todo en el campo petrolero.

Relaciones estratégicas

Los negocios pactados apuntalan las declaraciones de ambos mandatarios en el sentido de que no existen limitaciones en cuanto a los horizontes para la colaboración entre Irán y Venezuela.

Por si hubiera dudas el ministro venezolano de Energía, dijo antes de partir de Teherán, que su país estudia la posibilidad de detener el suministro de petróleo hacia Estados Unidos si ese país mantiene su actual política hostil hacia el gobierno de Caracas.

Las declaraciones de Ramírez se produjeron en el marco del anuncio de la formación de un comité conjunto entre los dos países para tratar asuntos de la gestión de la energía. Entre otras se planea la cooperación en la exploración de campos petrolíferos en Venezuela por parte de la empresa iraní Petro Pars que invertirá, en el conjunto de la exploración de dos campos, un total de cuatro mil millones de dólares, su mayor inversión fuera de Irán. El régimen islámico además ofreció a Venezuela participar en las actividades para la construcción de una refinería conjunta de Irán e Indonesia.

DW recomienda