CETA: Canadá da por ″fracasadas″ negociaciones con Valonia | El Mundo | DW | 21.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

CETA: Canadá da por "fracasadas" negociaciones con Valonia

"Personalmente estoy muy decepcionada. Trabajé muy, muy duro pero creo que es imposible. Hemos decidido volver a casa", dijo la ministra de Comercio de Canadá, Chrystia Freeland.

La ministra de Comercio de Canadá, Chrystia Freeland (foto de archivo)

La ministra de Comercio de Canadá, Chrystia Freeland (foto de archivo)

La ministra de Comercio de Canadá, Chrystia Freeland, no ve actualmente ninguna posibilidad de firmar el acuerdo de libre comercio con la UE (CETA) después de que fracasasen los intentos de solucionar el problema con la región belga de Valonia, dijo hoy (21.10.2016) ante la prensa.

Freeland abandonó la sede del Gobierno valón en Namur tras reunirse con el ministro-presidente de Valonia, el socialista Paul Magnette, y se declaró "muy decepcionada" por una "oportunidad perdida", indicó la cadena pública francófona RTBF.

"Parece evidente (...) que la UE (Unión Europea) no es capaz ahora de llegar a un acuerdo internacional, ni siquiera con un país que tiene valores europeos como Canadá", dijo Freeland en un vido emitido por el canal de televisión VRT. "Personalmente estoy muy decepcionada. Trabajé muy, muy duro pero creo que es imposible. Hemos decidido volver a casa", añadió la ministra.

Cumbre de líderes europeos

Los líderes de la Unión Europea (UE) concluyeron hoy una cumbre en la que confiaron que continuasen las negociaciones para lograr "lo antes posible" un acuerdo sobre el CETA, que esperaban firmar el próximo jueves con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Antes de comenzar esa reunión, Magnette había anunciado a los diputados valones que persistían dificultades en la "declaración interpretativa" propuesta por la Comisión Europea (CE) para aclarar puntos conflictivos en el acuerdo.

Según el presidente regional, el mecanismo de tribunales al margen de los sistemas nacionales de justicia para arbitrar en conflictos estado-inversor seguía siendo un problema, a pesar de que se habían logrado "avances significativos" en cuestiones agrícolas.

Por su parte, el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, indicó en una rueda de prensa al término del Consejo Europeo que confiaba en alcanzar un consenso "en los próximos días", mientras que el presidente francés, François Hollande, dio de plazo hasta el jueves.

Aprobación de los 28 países miembros

La firma del Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) estaba prevista para el próximo jueves pero el Parlamento regional de Valonia lo rechazó, con lo que también obliga a hacerlo al Gobierno central belga. La UE necesita la aprobación de sus 28 países miembros para cerrar el pacto.

El CETA es visto como una prueba de cara a un acuerdo más grande y controvertido que está siendo negociado con Estados Unidos. Los defensores de ambos tratados alegan que impulsarían el crecimiento económico y crearían empleo, pero sus críticos denuncian que rebaja los estándares de derechos laborales y protección del medio ambiente que rigen en Europa.

FEW (EFE, dpa)
 

DW recomienda