CETA: bloqueado por la Región Valona | Economía | DW | 18.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

CETA: bloqueado por la Región Valona

El Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Canadá (CETA) está listo para ser firmado por los ministros de Comercio, pero formalmente no pueden aprobarlo: una región belga lo bloquea.

Didier Reynders, el ministro belga de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior, no pudo darle luz verde al Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Canadá (CETA) porque una región de su país, la Valona, lo bloquea. Rumania y Bulgaria tampoco han dado su aprobación definitiva, porque exigen de Canadá exención de visado para sus ciudadanos.

También Alemania hizo problemas. Las aclaraciones exigidas por el Tribunal Federal Constitucional en relación con cláusulas vinculantes de CETA no eran fáciles de integrar en una declaración complementaria. Sin embargo, los abogados de la Comisión de la UE lograron arribar a un compromiso jurídicamente vinculante.

Alemania podría abandonar CETA si el Tribunal Federal Constitucional considera dentro de algunos años que es inconstitucional. En ese caso, todo el acuerdo quedaría sin efecto. Ese derecho de abandonar CETA lo tienen ahora todas las partes, no solo Alemania. También que comisiones propias de CETA puedan modificar el tratado está ahora excluido. Todas fueron exigencias de los jueces alemanes.

Derechos de consumidores y asalariados

Sigmar Gabriel, el ministro de Economía alemán, está conforme: "No creo que el acuerdo fracase”. La declaración complementaria que Cecilia Malmström, la Comisaria de Comercio de la UE, redactó apuradamente con las contrapartes canadienses, parece satisfacer las exigencias de todos.

En la declaración se establece que no serán debilitados los derechos ni de los consumidores ni de los asalariados. Y que los municipios podrán continuar teniendo el monopolio de servicios públicos tales como el abastecimiento de electricidad y agua. 

Mientras tanto siguen las negociaciones del Gobierno belga con los representantes de la Región Valona, que, según la Constitución belga, tienen voz y voto en acuerdos internacionales.  "Aún tenemos un par de días”, dijo Reynders. Qué exigen exactamente los valones no quedó claro en la UE. Probablemente le exijan compensaciones financieras al Gobierno federal de Bélgica.

Malmström dijo que trabaja día y noche con la Región Valona y los países que aún tienen reparos. "Nos acercamos lentamente a una solución. No es un sprint, pero tampoco un maratón. En esencia, todos estamos ahora de acuerdo”, subrayó Peter Ziga, el ministro de Comercio de Eslovaquia y presidente del Consejo de Ministros de la UE.

TTIP: negociaciones congeladas

Sobre CETA se negocia desde 2009. En la primavera, por la presión ejercida por numerosos críticos fueron incluidos en el acuerdo tribunales públicos para dirimir diferencias en relación con la protección de inversionistas. El modelo también podría ser incluido en el Tratado de Libre Comercio de la UE y Estados Unidos (TTIP), actualmente en negociaciones. 

Estas, sin embargo, se hallan actualmente congeladas, después de 15 rondas sin llegar a acuerdos sustanciales. Ahora van a esperarse los resultados de las próximas elecciones en Estados Unidos (8 de noviembre). "Si no logramos aprobar CETA nos podemos olvidar de TTIP”, dijo un funcionario de la UE que forma parte del equipo de negociación. 

Si CETA es firmado la próxima semana, el año próximo entrarán en vigor partes esenciales, luego de la aprobación del Parlamento Europeo. Después comienza una fase de ratificación, en cuyo marco deben dar su aprobación 42 parlamentos, entre nacionales y regionales. Ese proceso puede llevar hasta cuatro años.