1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cesare Battisti

Cesare Battisti nació el 18 de diciembre de 1954 en Cisterna de Latina, Italia. Battisti es un “terrorista italiano” que llevó a cabo sus crímenes durante los llamados “años de plomo”.

Miembro del grupo terrorista de extrema izquierda Proletarios Armados por el Comunismo (PAC), Battisti fue condenado a cadena perpetua por cuatro homicidios (de dos de ellos fue el autor material y en otros dos actuó como cómplice), así como por diversos delitos relacionados con la lucha armada y el terrorismo. Se fugó en 1981 y pasó la primera parte de su época clandestina en México y en Francia, donde se benefició de la doctrina Mitterrand, se casó y tuvo dos hijas, además de obtener la naturalización que después le fue revocada.1 En 2004 llegó a Brasil, donde fue detenido en 2007; permaneció en una cárcel de Brasilia hasta el 9 de junio de 2011. El 31 de diciembre de 2010, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva anunció el rechazo a la extradición a Italia y le concedió el derecho de asilo y el visado permanente. Dicho rechazo lo confirmó el 8 de junio de 2011 la siguiente presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que argumentó que en Italia podría sufrir «persecuciones a causa de sus ideas». Así pues, Battisti fue excarcelado y permaneció en libertad hasta el 12 de marzo de 2015, día en el que fue arrestado de nuevo tras la anulación de su permiso de residencia,2 pero fue liberado poco después. En octubre de 2017 fue otra vez arrestado en la frontera con Bolivia y liberado de nuevo.3 Según la ley brasileña, los crímenes cometidos por Battisti prescribieron en 2013. Tuvo un hijo con una mujer brasileña en 2013 y se casó con otra ciudadana de Brasil en 2015, lo que impediría su extradición según el Estatuto del Extranjero vigente en el país sudamericano. Contra la extradición se posicionaron diversos intelectuales, como Gabriel García Márquez, Bernard-Henri Lévy, Daniel Pennac, Tahar Ben Jelloun, Valerio Evangelisti y, a título personal, algunos miembros sudamericanos de Amnistía Internacional.45 Sin embargo, en diciembre de 2018 el presidente Michel Temer firmó el decreto de extradición de Battisti a Italia. Fue detenido el 12 de enero de 2019 en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, y fue entregado a Interpol para su extradición a Roma, que se ejecutó en el mismo mes.