Cercano Oriente: provocación y violencia | El Mundo | DW | 15.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cercano Oriente: provocación y violencia

¿Qué fue lo que desencadenó la nueva espiral de violencia en el Cercano Oriente? ¿Tiene la culpa únicamente la facción palestina de Hamás?

default

.

El mundo observa consternado los acontecimientos en el Cercano Oriente, esta nueva ola de violencia que ya ha causado la muerte a más de 200 personas y ha dejado a más de mil personas heridas o lisiadas. Para los políticos europeos y estadounidenses algo está claro: Hamás tiene la culpa de la escalada de violencia. Esta organización ya lleva provocando durante tanto tiempo a los israelíes con el lanzamiento de cohetes contra las ciudades de Israel, que aquellos no tiene otra alternativa que contraatacar. También el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, piensa de esta forma y condena los ataques contra los poblados israelíes.

La causa de la violencia no es solo el asesinato de los jóvenes

Pero las cosas no son tan sencillas. El estallido de las hostilidades fue precedido por una larga cadena de acontecimientos, que tampoco dejan bien parado al gobierno de Israel. Todo comenzó con la juramentación, el 2 de junio de 2014, del nuevo gobierno de unidad palestino, que había de poner fin a la prolongada disputa entre el partido secular Al Fatá y Hamás, y reforzar la lucha palestina por la autodeterminación. Para indignación de Israel, tanto los Estados Unidos como Europa mostraron su disposición a trabajar con el nuevo gobierno.

Kommentarfoto Bettina Marx Hauptstadtstudio

Bettina Marx.

Diez días después, tres jóvenes judíos fueron secuestrados en las cercanías de Hebrón, en la región ocupada de Cisjordania. El gobierno en Jerusalén vio esto como una oportunidad para dar un golpe al nuevo gobierno palestino. Si bien los organismos de seguridad israelíes tenían razones suficientes para creer que los jóvenes habían sido asesinados inmediatamente después de su secuestro, el gobierno difundió la noticia de que los jóvenes seguían vivos y podrían ser salvados. A fin de buscarlos, se organizó una acción de rastreo de gran alcance. Cientos de miembros de Hamás fueron arrestados, las casas de supuestos autores de atentados fueron destruidas y se realizaron redadas. El objetivo era deshacer las estructuras de Hamás en Cisjordania y entorpecer al gobierno palestino de unidad nacional.

Israel involucró a Gaza en las represalias

También los representantes de Hamás en la Franja de Gaza fueron atacados. El 29 de julio, un miembro de la organización fue asesinado durante un ataque aéreo israelí. El día siguiente, Hamás lanzó cohetes contra Israel, los primeros desde la tregua de 2012. La calma en la Franja de Gaza había terminado y la violencia recrudeció.

Pero incluso esta cadena de acontecimientos no cuenta toda la historia, pues el núcleo del conflicto yace en el bloqueo israelí a la Franja de Gaza: casi dos millones de palestinos viven en este diminuto territorio al lado del Mar Mediterráneo, aislados del mundo y sin perspectivas de un futuro digno. La mayoría de los actuales habitantes de la Franja de Gaza tiene menos de dieciocho años y no votó por Hamás. Sin embargo, estas personas han sido condenadas por Israel a una vida de pobreza y limitaciones, necesidades y desesperanza. Y mientras esto no cambie, la paz no llegará al Cercano Oriente.

DW recomienda

Publicidad