Cebolla: el vegetal más políticamente sensible de la India | Economía | DW | 01.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Cebolla: el vegetal más políticamente sensible de la India

Nueva Delhi prohibió exportar cebollas, producto clave en la cocina india, cuyos precios se duplicaron en las últimas semanas. No es la primera vez, y no será la última. ¿Por qué?

La cebolla -un ingrediente común en la cocina india - es sin duda el vegetal más políticamente sensible en el país. El aumento en los precios de la cebolla ha derrocado a gobiernos en el pasado. No es de extrañar, por tanto, que el Gobierno indio se apure a limitar las consecuencias políticas de la reciente subida de los precios de la cebolla, justo antes de unas elecciones regionales cruciales, especialmente en el estado de Maharashtra, clave en la producción de cebolla.

India, uno de los principales exportadores de cebolla del mundo, ha prohibido exportar la verdura y ha impuesto restricciones a las reservas que los comerciantes pueden mantener, en un intento por bajar los precios de este producto clave en la cocina india.

Los precios de la cebolla, que han estado subiendo constantemente este año, se han duplicado en las últimas semanas en varias ciudades, principalmente debido a lluvias excesivas en zonas de cultivo. El diluvio ha añadido presión sobre los suministros, que apenas se estaban recuperando de la sequía del año pasado y de un retraso en las lluvias monzónicas de este año.

Los precios al por menor de la cebolla india han estado oscilando entre las 60 y 80 rupias (alrededor de 1 euro o 1,1 dólares) por kilogramo, menos de un año después de una caída de los precios hasta un mínimo de una rupia por kilogramo en algunos lugares, provocada por protestas de los agricultores.

"Esta es una reacción instintiva del Gobierno, pues el porcentaje de cebolla exportado es muy pequeño en comparación con la producción total, alrededor del 10% -12%", aseveró a DW G Chandrashekhar, un experto en la agroindustria. "El gobierno, en mi opinión, solo quiere mostrar que está reaccionando."

Maharashtra, estado clave en la producción de cebolla india, ha sido fuertemente golpeado por la sequía en el pasado. (picture-alliance/AP Photo/M. Swarup)

Maharashtra, estado clave en la producción de cebolla india, ha sido fuertemente golpeado por la sequía en el pasado.

Un ciclo familiar

Esta última medida del Gobierno indio es parte de lo que se ha convertido ya en un ciclo familiar: los precios de la cebolla se elevan debido a algún evento climático; el gobierno responde imponiendo restricciones a la exportación y medidas drásticas contra los acaparadores, los precios se estabilizan con la nueva cosecha y el consiguiente exceso de suministros, los agricultores buscan apoyo del Gobierno, las autoridades alivian las restricciones a las exportaciones y los precios vuelven a bajar, antes de dispararse nuevamente por algún otro evento climático. Y el ciclo se repite.

Los expertos consideran que el Gobierno debería romper este ciclo y dejar de recurrir a medidas "irracionales", como la prohibición de las exportaciones, para hacer frente a problemas de oferta.

"Pero el Gobierno no tiene tanto interés en resolver el problema. Por desgracia, no podrían anotarse puntos políticos si lo resuelven", explica el experto en la agroindustria. Además, sugiere que el Gobierno debería centrarse en la producción de bienes de valor añadido como las cebollas deshidratadas, ayudando a establecer plantas de procesamiento en las áreas de cultivo de cebolla.

Protesta de agricultores indios en Bombay, en marzo de 2018. El ciclo de los precios de la cebolla es ya familiar en el país. (REUTERS)

Protesta de agricultores indios en Bombay, en marzo de 2018. El ciclo de los precios de la cebolla es ya familiar en el país.

Jugada "anti-agricultor”

La prohibición de exportación es el último paso del gobierno de la India para reducir el sufrimiento de los consumidores. Ya en junio, el Gobierno retiró el 10% de los incentivos a la exportación de estos vegetales para mantener los precios bajo control.

A principios de este mes, Nueva Delhi decidió frenar los envíos de cebolla mediante la imposición de un precio mínimo de exportación de 850 dólares por tonelada –un precio que exportadores consideraron demasiado alto.

Los críticos argumentan que las medidas del Gobierno para reprimir artificialmente los precios dañan a los agricultores de cebolla, ya de por sí constantemente esquilmados por los intermediarios: "La prohibición de las exportaciones es una jugada anti-agricultor. ¿Por qué privar a los agricultores de obtener precios más altos", pregunta Chandrashekhar.

Repercusiones en el exterior

Las repercusiones de la prohibición se hacen sentir en la vecina Bangladesh, donde los precios de la cebolla se dispararon en los mercados al por mayor de todo el país, a las pocas horas de la decisión y el diario The Daily Star, temía que seguirían subiendo.

Bangladesh compró a la India casi 60 millones de dólares en cebollas en 2017.

Mientras, los precios de las cebollas indias en los Emiratos, otro gran importador, comienzan también a elevarse, informa el Gulf News, pues las cebollas indias son muy populares entre los expatriados del sur de Asia en el país.

(rml/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:09

Fuertes inundaciones en la India (21.07.2019)

 

DW recomienda