CDU de Merkel pierde en Baja Sajonia y entra AfD | Europa | DW | 15.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

CDU de Merkel pierde en Baja Sajonia y entra AfD

El Partido Socialdemócrata (SPD), con alrededor de un 37% del sufragio, se convirtió en el gran ganador de la cita.

Tres semanas después de triunfar en las elecciones generales alemanas, los democristianos de la canciller Angela Merkel sufrieron este domingo (15.10.2017) un revés en los comicios de Baja Sajonia, que marcaron el ingreso de la ultraderecha en la decimocuarta de 16 regiones germanas.

Según indican las proyecciones, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel obtuvo poco menos de un 34 por ciento de los votos, su peor resultado desde 1959 en esta región del norte alemán, y vio truncarse una serie de cuatro victorias en el llamado "superaño electoral".

El Partido Socialdemócrata (SPD), con alrededor de un 37 por ciento del sufragio, se convirtió en el gran ganador de la cita y logró revertir la ola de derrotas en las urnas. Sin embargo, horas después del cierre de los colegios aún no estaba claro si podrá retener el poder en este "land" que rige desde 2013 con Los Verdes.

"El SPD es claramente el ganador de las elecciones en Baja Sajonia", celebró el presidente de los socialdemócratas, Martin Schulz, y felicitó al primer ministro de la región, Stephan Weil, por conseguir que su agrupación fuese la más votada por primera vez desde 1998.

Una "noche electoral amarga" para la CDU

"Es una noche electoral amarga. No nos engañemos", admitió, por su parte, el secretario general de la rama bávara de los conservadores de Merkel, Andreas Scheuer.

La CDU del candidato Bernd Althusmann llegó a aventajar al SPD por doce puntos hace dos meses y se daba por seguro su triunfo, pero los socialdemócratas de Weil recortaron las distancias para acabar llevándose la palma.

La populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD) obtuvo un 6 por ciento de los votos, tan solo un punto porcentual por encima del mínimo del umbral necesario para ingresar en el hemiciclo de Hannover. 

El resultado contrasta con el 12,6 por ciento en las generales que convirtieron a los populistas de derecha en tercera fuerza y desataron un terremoto político. 

En Baja Sajonia, la agrupación ocupó titulares por luchas internas y su mensaje antiinmigración no coló en el electorado, según arrojaron encuestas efectuadas durante la votación.

Los Verdes cedieron terreno para obtener poco más del ocho por ciento, mientras que el Partido Liberal (FPD) también perdió votos y se ubicó ligeramente por encima del siete por ciento. El partido La Izquierda volvió a fracasar en el intento de regresar al Legislativo regional al no conseguir el mínimo de cinco por ciento.

Más de seis millones de electores habían sido convocados a elecciones anticipadas tras quedar sin mayoría la alianza de socialdemócratas y verdes por una diputada verde que se pasó a las filas de la opositora CDU.

La pelota vuelve a Berlín

En las legislativas celebradas el pasado 24 de septiembre, Los socialdemócratas, bajo el liderazgo de Schulz, cayeron en su récord histórico a la baja, un 20,5 por ciento, y han descartado reeditar otra gran coalición, como las que lideró Merkel en su primera legislatura -de 2005 a 2009- y en la pasada -desde 2013 a la actualidad-.

La próxima semana se iniciarán los contactos formales entre la CDU/CSU y sus hipotéticos socios en un Gobierno en tripartito, los Verdes y el FDP, fórmula inédita a escala federal y que se denomina "Jamaica" por corresponder los colores identificativos de esos partidos con la bandera de ese país.

Se trata de una constelación arriesgada, por las diferencias entre los distintos partidos, pero es también la única alianza que le daría a Merkel una mayoría estable.

El nuevo Bundestag se constituirá el 24 de octubre y se estima que la formación del nuevo Gobierno podría demorarse hasta navidades o principios de 2018.

EAL (dpa, efe)