Cauto optimismo en BMW tras récord en 2012 | Europa | DW | 19.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cauto optimismo en BMW tras récord en 2012

Tras un año récord en 2012, la automotriz alemana BMW observa con cauto optimismo las perspectivas que le deparará el corriente 2013, comunicó la empresa al presentar su balance anual.

"En vista de las elevados gastos en nuevas tecnologías y modelos así como las inversiones en la red de producción, esperamos un resultado antes de impuestos similar al del año 2012", señaló el presidente ejecutivo de BMW, Norbert Reithofer.

El grupo automovilístico lanzará este año once modelos nuevos y planea sumar a su gama hasta finales de 2014 un total de 25 modelos, diez de ellos completamente nuevos.

La crisis en Europa y las incertidumbres coyunturales en los mercados emergentes preocupan al fabricante de Múnich, que sin embargo ha obtenido excelentes resultados, especialmente en China y Estados Unidos.

Analistas consideran que no sólo el volumen de ventas hace a China tan importante para BMW, sino que también su margen de ganancias. Creemos firmemente que China representa ahora significativamente más de un 50 por ciento de las ganancias de BMW", escribió el analista de Bernstein, Max Warburton, en una nota a clientes

2012 superó el año récord 2011 para BMW, con un aumento de beneficios netos de 4,0 por ciento a 5.100 millones de euros (6.600 millones de dólares). La facturación trepó un 11,7 por ciento a casi 77.000 millones de euros.

La automotriz germana vendió el año pasado más unidades que nunca en su historia: 1,845 millones de vehículos de las marcas BMW, Mini y Rolls-Royce, casi 11 por ciento más que en 2011. Para 2016, la empresa espera comercializar dos millones de automóviles.

Este éxito ha beneficiado también al propio Reithofer, cuyos ingresos aumentaron un 7,6 por ciento a 6,6 millones de euros. Los accionistas, encabezados por la multimillonaria familia alemana Quandt, recibirán un dividendo récord de 2,50 euros por acción. Los grandes accionistas Johanna Quandt, Stefan Quandt y Susanne Klatten, que ostentan una participación de 46,7 por ciento, embolsarán cerca de 703 millones de euros.

rml (dpa, reuters).

ADVERTISEMENT