Cataluña: ¿Qué opciones hay ahora? | Europa | DW | 06.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cataluña: ¿Qué opciones hay ahora?

Los catalanes miran con gran incertidumbre hacia el futuro, con desconfianza en los medios de comunicación y con creciente resentimiento hacia los líderes políticos de ambos lados del conflicto: Puigdemont y Rajoy.

¿A dónde va Cataluña tras el referendo independentista? Le pregunto a diferentes personas en el centro de Barcelona, que no quieren ni revelar su nombre ni que se les tome fotografías.

"Europa debe enviar un intermediario", dice un hombre y agrega que "de lo contrario, la situación se agrava", porque puede suceder lo que algunos temen: que el gobierno español aplique el artículo 155 de la Constitución, según el cual Madrid le retira la autonomía al gobierno regional de Cataluña. "Es ridículo", dice una mujer, y agrega que "ya nuestras finanzas están siendo controladas y se ha enviado a la Guardia Civil”, temiendo que al final "no podremos ni protestar”.

Quienes así se expresan, votaron a favor de la independencia de Cataluña. Y tienen la esperanza de que el presidente catalán Puigdemont pueda ahora lograr un acuerdo beneficioso para Cataluña en negociaciones con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.  "Estamos cansados de que a todos los demás les sirvan langostas, mientras los catalanes comemos sólo arroz”, dice una mujer, visiblemente ofuscada.

Según la dama, "el problema son los altos impuestos, mientras a Cataluña no llega nada del dinero”, al tiempo que afirman que "no quieren fronteras ni salir de la UE”.

¿Qué quieren al fin? ¿Independencia o más dinero?

Javier Burgada, el taxista que me llevó al centro de Barcelona, me dijo: "Si Madrid hubiese hecho concesiones fiscales hace años, todo este movimiento de separatismo no habría crecido tanto". Pero una de las mujeres con las que hablo acota que el asunto va más allá que el dinero: "No nos sentimos respetados por España”.

"Nuria”, una enfermera que tampoco quiere revelar su nombre real, cree que ni los políticos ni los medios han informado sobre las ventajas y desventajas reales de una independencia.

José Rodríguez, otro peatón, cree, por su parte, que "Rajoy y Puigdemont, están buscando una confrontación - y los catalanes pagarán los platos rotos, porque no saben, en absoluto, lo que significa una Cataluña independiente”.

La situación en este momento ya se parece a una "semi-guerra",  piensa Elisabeth, otra barcelonesa que ha presenciado actos de violencia. Y concluye que "los políticos deben entablar ahora el diálogo  que deberían haber iniciado hace mucho tiempo".  Por último, el taxista Javier Burgada está convencido: "La mayoría silenciosa de los catalanes no quiere una independencia. Europa se desintegraría". 

Mariel Müller, desde Barcelona (jov/elm)

DW recomienda

Publicidad