Cataluña: Gobierno español rechaza mediación internacional | Europa | DW | 07.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cataluña: Gobierno español rechaza mediación internacional

El ministro de Exteriores aseguró a Der Spiegel que “el Gobierno debe defender el Estado de Derecho frente a un gobierno regional que quiere llevar a cabo un golpe”.

El Gobierno catalán realizó una petición de mediación internacional para resolver la crisis con España, una propuesta que no fue bien recibida por su contraparte. Al menos eso señaló el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, quien en una entrevista publicada este sábado (07.10.2017) por el semanario alemán Der Spiegel  aseguró que la solicitud de los catalanes es "una escenificación propagandística que no ayuda”.

"El Gobierno español debe defender el Estado de derecho frente a un Gobierno regional que quiere llevar adelante un golpe de Estado", afirmó el titular de Exteriores, en referencia al referéndum realizado el 1 de octubre en Cataluña y donde más de 2 millones de personas pudieron votar, pese a las medidas adoptadas por la Justicia para evitar que la votación pudiera llevarse a cabo.

Dastis asegura que el presidente del Gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, cuenta con "suficientes opciones legales” para responder a una posible declaración unilateral de independencia, una de las cuales será acordar una respuesta con el resto de los partidos presentes en el Congreso. "El Gobierno español está abierto a hablar sobre todas las posibles vías de solución y sobre reformas", afirma.

No es segundo "brexit”

De cualquier modo, el ministro español destaca que "ningún Estado democrático puede tolerar una ruptura semejante de la Constitución" y que "no hay duda de que el Gobierno catalán contraviene los intereses del Estado español”. Advirtió que el Ejecutivo de Madrid actuará frente a la amenaza, aunque matizó que la respuesta "será moderada” y que no necesariamente se recurrirá al artículo 155, que ofrece la posibilidad de intervenir parte o toda la autonomía de una región.

Y si bien reconoce que un intento de independencia catalana tendría efectos negativos para la economía española y también para la eurozona, en ningún caso se trataría de "un segundo ‘brexit'”. Agregó que "cuando los separatistas dicen que la UE no podría vivir sin los catalanes, ignoran la realidad" y valoró que la Unión Europea "no se inmiscuye en estas cuestiones internas de sus miembros”.

Por otro lado, la Fundación Bancaria La Caixa ha acordado trasladar a Palma de Mallorca la sede social tanto de este organismo como de CriteriaCaixa, la sociedad de la que es accionista único y que gestiona el patrimonio de la entidad, "mientras se mantenga la actual situación en Cataluña". La Fundación explica que la medida tiene como fin "preservar sus intereses empresariales y sociales, así como su operativa normal".

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad