Cardenal brasileño aboga por Papa latinoamericano | El Mundo | DW | 26.02.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Cardenal brasileño aboga por Papa latinoamericano

“Aunque el origen no es decisivo, me oriento porque el próximo sumo pontífice sea latinoamericano, dijo el presidente de la Conferencia de Obispos de Brasil (CNBB), Raymundo Damasceno Assis al diario Folha de Sao Paulo.

El presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) y arzobispo de Parecida, Raymundo Damasceno Assis.

El presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) y arzobispo de Parecida, Raymundo Damasceno Assis.

"Yo siempre digo que el continente no es determinante, pero América Latina está contribuyendo hoy a la evangelización de Europa, de África, de Asia. Este es un hecho, es verdad", argumentó el prelado que participará en el cónclave que, probablemente, tenga lugar en la primera o segunda semana de marzo.

Por otra parte, la renuncia del papa Benedicto XVI fue "una señal profética", contraria a la lucha por el poder dentro de la Iglesia católica, afirmó el cardenal Raymundo Damasceno Assis.

Renuncia de Benedicto XVI es crítica al “apego al poder”

En una entrevista que publica hoy el diario "Folha de Sao Paulo", el arzobispo de la ciudad santuario de Aparecida afirmó que la búsqueda del poder "crea división en la Iglesia", y que la renuncia representó un mensaje.

"Él dice: 'Yo renuncio, el cargo no es fundamental para mí, yo cumplí mi misión hasta cuando pude. El apego al poder, los honores, la gloria del cargo, los entrego a quien pueda conducir mejor a la Iglesia en el momento de hoy'", expresó.

Monoseñor Damasceno, quien es uno de los cinco cardenales brasileños que participarán en el cónclave que elegirá al nuevo pontífice, criticó la ambición de religiosos por "hacer carrera" y conquistar cargos.

¿Cambio de época y no época de cambios?

El Papa Benedikt XVI oficia una misa en Sao Paulo en mayo de 2007.

El Papa Benedikt XVI oficia una misa en Sao Paulo en mayo de 2007.

"Un cargo en la Iglesia no es honor, no es poder en el sentido que entendemos la palabra, en el sentido de oprimir a otras personas o de ser favorecidos por el cargo. En este sentido, su renuncia (de Benedicto XVI) es un gesto profético", expresó.

Por otra parte, el cardenal afirmó que el sucesor de Benedicto XVI debe hacer frente a los retos de los tiempos actuales, a los que definió como "un cambio de época, y no una época de cambios".

"Son muchos los retos, no podemos ignorar que la Iglesia también vive en este mundo, en una realidad histórica, y no es solo humana y divina".

"La misión de la Iglesia es responder a estos retos con el anuncio del Evangelio. Sin perder la fidelidad del Evangelio, pero tiene que actualizarlo. ¿Cómo hacerlo? ¿Con qué lenguaje? ¿En que forma? Estos son los grandes retos que tenemos por delante", agregó.

Benedicto XVI mantendrá título de “Su Santidad”

Benedicto XVI mantendrá el título honorífico de "Su Santidad" tras su renuncia y será conocido como "Papa emérito", dijo el martes el Vaticano. Joseph Ratzinger vestirá una "sotana blanca simple" y su anillo será destruido de acuerdo con la tradición vaticana, dijo un portavoz. Benedicto XVI se convertirá este jueves 28 de febrero en el primer Papa en renunciar en casi seis siglos, contra la tradición de que el líder de la Iglesia Católica gobierna de por vida.

Dado lo inusual de la ocasión, los funcionarios del Vaticano han estado discutiendo sobre cómo sería llamado y cómo debería vestir Benedicto XVI cuando deje su puesto.

JOV /PK (dpa, fsp)

DW recomienda

Publicidad