Caravana de migrantes rompe cordón policial en Guatemala y entra a México | América Latina | DW | 19.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Caravana de migrantes rompe cordón policial en Guatemala y entra a México

Después de momentos de tensión, por el sofocante calor y el hacinamiento, la multitud sobrepasó el cordón policial y se limitó a cruzar la frontera ante la mirada pasiva de los agentes.

La caravana de migrantes hondureños que salió el sábado de San Pedro Sula saltó hoy (19.10.2018) el cordón policial presente en Tecún Umán, un punto fronterizo entre México y Guatemala, y cruzaron a territorio mexicano.

Las personas, unas 3.000 y entre las que hay hombres, mujeres y niños, salieron este viernes del parque de Tecún Umán, en el departamento de San Marcos, y se dirigieron a la frontera, donde los esperaba una fuerte presencia militar de lado de Guatemala.

Después de momentos de tensión, por el sofocante calor y el hacinamiento, la multitud sobrepasó el cordón policial y se limitó a cruzar la frontera ante la mirada pasiva de los agentes.

La caravana atraviesa ahora el puente sobre el río Suchiate y se dispersa por territorio mexicano con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

El secretario de Gobernación mexicano, Alfonso Navarrete, denunció que los miles de hondureños de la caravana migrante entraron "por la fuerza" a México y que "lastimaron" a policías mexicanos que se encontraban en la frontera.

Según Navarrete, las autoridades mexicanas habían llegado a un acuerdo con los migrantes para que entraran a México de manera "ordenada" en grupos de entre 50 y 100 personas para ser revisados, pero la caravana "incumplió" el acuerdo.

Ver el video 02:20

Caravana migrante: última escala antes de México

Reacciones en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había instado en los últimos días a detener la "embestida" y amenazó con militarizar su frontera para impedir el paso. Asimismo, el mandatario estadounidense agradeció a México por "detener" la caravana. "Por eso apreciamos mucho lo que México está haciendo", dijo en Arizona.

El mandatario aseguró sin dar mayores pruebas o argumentos que "un porcentaje bastante grande de esas personas son delincuentes". "No van a entrar a este país (...) Eso no va a pasar", añadió y
advirtió que en caso de ser necesario desplegará el Ejército en la frontera.

En tanto, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, tuvo una jornada de reuniones en México DF con autoridades mexicanas para abordar el flujo migratorio de Centroamérica. Pompeo aterrizó a México con un claro mensaje en Twitter dirigido a la caravana que partió hace siete días desde Honduras: "Espero discutir con el presidente (mexicano) Enrique Peña Nieto nuestros esfuerzos conjuntos para frenar la inmigración ilegal que entra en Estados Unidos".


Desde el pasado 14 de octubre, un día después de que la caravana saliera de la ciudad hondureña de San Pedro Sula, la Cruz Roja asistió a un total de 768 personas, a las que les brindó traslados, apoyo psicosocial, atención prehospitalaria, distribución de agua y restablecimiento de contacto con sus familiares.

Los hondureños siguen firmes en su deseo de alcanzar el "sueño americano" pese a que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con cerrar la frontera sur del país con México si la caravana continúa con su trayecto y también aseguró que cortaría la ayuda a Honduras, El Salvador y Guatemala.

rrr/DG (efe/dpa).

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema