Capturas tras colapso de edificio en Bangladesh | El Mundo | DW | 27.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Capturas tras colapso de edificio en Bangladesh

Dos jefes de fábrica y dos ingenieros fueron detenidos en Bangladesh, tres días después de que el derrumbe de un edificio donde se elaboraban textiles para marcas occidentales acabó con la vida de al menos 352 personas.

Colapso del edificio Rana Plaza, en Dhaka.

Colapso del edificio Rana Plaza, en Dhaka.

Más individuos eran rescatados con vida desde los escombros, donde la policía dijo que aún había hasta 900 desaparecidos en el peor accidente industrial en la historia de Bangladesh. El dueño del edificio de ocho pisos que cayó sobre más de 3.000 personas, en su mayoría trabajadoras jóvenes, aún era prófugo.

La policía dijo que había detenido a varios familiares del dueño del edifico, identificado como Mohammed Sohel Rana, para que lo convenzan de entregarse, y que ya se había emitido una alerta a las autoridades aeroportuarias y fronterizas para impedir que escape del país.

Suelo inestable, permisos incorrectos

Funcionarios dijeron que el edificio Rana Plaza, en las afueras de la capital, Daca, había sido construido sobre terreno inestable y sin los permisos correctos y que los trabajadores fueron enviados al lugar el miércoles pese a advertencias el día previo de que era inseguro estructuralmente. La ira por la negligencia ha dado pie a días de protestas y enfrentamientos. El sábado, la policía usó gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma para contener a manifestantes que quemaron automóviles.

Dos ingenieros involucrados en la construcción del complejo fueron detenidos en sus hogares el sábado por la mañana, informó el jefe de policía del distrito de Daca, Habibur Rahman. Agregó que los ingenieros fueron arrestados por desestimar una advertencia de no abrir el edificio después de que se sintió una sacudida y de que se observaron grietas en algunos pilares el día anterior al desastre.

El dueño y el director gerente de la mayor de las cinco fábricas en el complejo, New Wave Style, se entregaron durante la noche del sábado a la asociación de la industria textil del país y posteriormente fueron entregados a la policía. Permanecerán detenidos inicialmente por 12 días.

La fábrica, que tenía entre sus clientes a muchos minoristas europeos y estadounidenses, ocupada los pisos superiores del edificio, que funcionarios aseguran que fueron agregados en forma ilegal.

JOV (Reuters, dpa)