Canadiense es el nuevo director general de Air France | Europa al día | DW | 16.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Canadiense es el nuevo director general de Air France

El Consejo de Administración de Air France-KLM nombró este jueves (16.08.2018) al número dos de la aerolínea Air Canada, el canadiense Benjamin Smith, director general del grupo, cargo al que se incorporará como muy tarde el próximo 30 de septiembre.

Smith, de 46 años, asume el liderazgo en sustitución de Jean-Marc Janaillac, que dimitió el pasado 4 de mayo después de que su propuesta de mejora salarial no fuera apoyada en una consulta realizada a sus trabajadores para acabar con las huelgas que habían afectado a la compañía en los últimos meses.

Hasta su llegada, Anne-Marie Couderc ejercerá la presidencia no ejecutiva y el comité de dirección colegial también mantendrá sus funciones interinas, indicó el grupo en un comunicado, según el cual el Consejo de Administración decidirá "cuanto antes" cómo se llevará a cabo la presidencia no ejecutiva.

La separación de la presidencia y de la dirección general era deseada tanto por el Estado francés, principal accionista con el 14,3 por ciento, como por Delta Air Lines y China Eastern, que poseen cada uno el 8,8 por ciento. El diario económico Les Échos indicó que Smith percibirá un salario de unos 3,3 millones de euros anuales, el triple que el de su predecesor.

Su nombramiento pone fin a tres meses y medio de tensión, pero no ha sido bien recibido por los sindicatos. "¿Entregarle las llaves de AF (Air France) a un americano?", se preguntó este martes en Twitter Philippe Evain, presidente de SNPL, el principal sindicato de pilotos de Air France, cuando los medios habían filtrado ya su nombre.

Uno de sus objetivos prioritarios será restablecer la calma entre los trabajadores, cuyas huelgas en la primavera le costaron a Air France más de 335 millones de euros. Los pilotos siguen reclamando un aumento del salario de 5,1 por ciento y amenazan con una nueva a partir de septiembre a falta de negociaciones.

"Deseo ganarme la confianza y el respeto de los equipos de Air France-KLM para que trabajemos y tengamos éxito juntos en esta industria fuertemente competitiva y en muy rápida evolución", apuntó Smith. La renovación de la flota, la inversión en nuevas tecnologías, el desarrollo de la filial de bajo coste Transavia o posibles adquisiciones para mantener su peso en el mercado son otros retos de Smith, que según la prensa francesa se incorporará en septiembre. (EFE)

DW recomienda

Publicidad