Canadá desbarata ataque de Al Qaeda en red ferroviaria | El Mundo | DW | 22.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Canadá desbarata ataque de Al Qaeda en red ferroviaria

Dos personas fueron detenidas acusadas de planificar un atentado terrorista. Ambos serán puestos a disposición de la Justicia este martes.

Dos sujetos están detenidos en Canadá acusados de planear un ataque en el trayecto ferroviario de larga distancia entre Toronto y Nueva York, según las autoridades canadienses, que informaron de un trabajo conjunto antiterrorista de las fuerzas de seguridad de ambos países de América del Norte que permitió desbaratar el atentado.

Los individuos, que están vinculados a Al Qaeda según las autoridades, eran vigilados desde agosto de 2012, hasta que una fuerza especial de la Policía Montada Canadiense (RCMP) y el Servicio de Inteligencia y Seguridad de Canadá (CSIS) los detuvieron. En la operación también trabajaron el FBI y el Departamento de Seguridad Interior de EE.UU.

Reportes de prensa aseguran que el plan de Chiheb Esseghaier (30) y Raed Jaser (35), ambos residentes en Montreal y Toronto, respectivamente, era hacer detonar un puente ferroviario. Las autoridades se apresuraron en aclarar que este caso no tiene relación alguna con las bombas que estallaron en el maratón de Boston.

Apoyo desde Irán

Los detenidos, que no son ciudadanos canadienses, comparecerán este martes ante la Justicia, dijeron las autoridades policiales en una rueda de prensa este lunes (22.04.2013). “Ambos recibían apoyo de elementos de Al Qaeda ubicados en Irán”, dijo James Malizia, agente de la Real Policía Montada de Canadá, quien aseguró que “no existen evidencias de que esos ataques hayan sido auspiciados por ese Estado”.

Malizia definió la amenaza como un “ataque doméstico con una planificación apoyada por Al Qaeda. Y cuando digo apoyo, quiero decir dirección y guía”. Asimismo, aclaró que “sus planes no tienen que ver con su origen étnico, sino con una ideología”. Los cargos contra los detenidos son conspiración para realizar un ataque y conspiración con un grupo terrorista para asesinar personas.

Las autoridades aseguraron que en ningún momento “el público general, los empleados, pasajeros o infraestructura del tren" estuvieron en peligro. “Es importante que los canadienses se mantengan vigilantes. Se requiere, para mantener la seguridad del país, del apoyo de todos los ciudadanos en esta lucha contra el terrorismo. Invitamos al público a informar siempre a la policía sobre cualquier actividad sospechosa”, dijo un vocero.

DZC (Reuters, dpa, Europa Press, CNN, AFP)

DW recomienda

Publicidad