Caníbal en pantalla grande | Cine | DW | 08.07.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cine

Caníbal en pantalla grande

Supuestamente porque es inherente a la cultura humana y porque con seguridad es una sensación mundial, un productor alemán pretende filmar la historia del Caníbal de Rotemburgo.

¿Llegará a la salas de cine?

¿Llegará a la salas de cine?

Para hacer frente a las serias críticas que ha cosechado por su propósito de filmar la historia del tristemente famoso Caníbal de Rotemburgo, el productor alemán Rosa von Prauheim ha sacado la artillería pesada: el tema del canibalismo lo preocupa desde hace décadas por pertenecer a nuestra cultura. En la opinión de Praunheim, baste con hacer referencia a la edad de piedra, o a los rituales religiosos en los que tales siniestras acciones se cometen en el anhelo de adueñarse de la fuerza y la potencia del enemigo.

En los rituales de la religión católica, específicamente en la comunión, según el autodenominado “homosexual menos querido de Alemania”, no sucede otra cosa. El hecho de que en este último se trate de un acto puramente simbólico, en el que se ingiere un trocito de masa y no de carne humana parece ser para él una sutileza secundaria.

Proyecto non grato

Tu corazón en mi cerebro se llamaría el largometraje que tendría como base la historia de Armin Mewes, quien ha sido sentenciado a ocho años de prisión por cercenar y comerse a un congénere. El anuncio del proyecto causó disgusto no sólo en la opinión pública sino en el propio Caníbal, por quien habló Harald Ermel, su abogado: su cliente no ha vendido aún los derechos de su historia a nadie, y mientras las cortes no acaben revisen el caso –cuya sentencia fue apelada por el acusado- no habrá una publicación autorizada. A su debido tiempo, así Ermel, se dispondrá de una documentación verídica del caso. Los testimonios de las probables víctimas y los videos que el propio Caníbal rodó durante sus sangrientas sesiones, al parecer, no son lo suficientemente veraces.

Del origen del color

Rosa von Praunheim es el nombre artístico de Holger Mischwitzky, quien nació en 1942 en Riga, y quien escogiera ese seudónimo haciendo referencia al triángulo rosado que los homosexuales se vieron obligados

Rosa von Praunheim mit Tiger

a llevar en los campos de concentración nazi. Creció en la ex República Democrática Alemana, de donde sus padres salieron en 1953. Llegaron a Francfort del Meno, y se radicaron en el barrio de Praunheim, de donde sale la segunda parte de su nombre artístico.

¿Combina negro con rosa?

Al mal gusto del que acusan a su novísimo proyecto -mismo que supuestamente va a ser financiado con 20.000 euros por la Fundación para la Cinematografía de Renania del Norte-Westfalia-, el director de más numerosas películas centradas en el tema del homosexualismo contrapone: “Soy alguien que intenta, seriamente, esclarecer cómo puede llegar a suceder algo así. Quien conoce mis películas sabe a ciencia cierta que no faltará un cierto humor negro”.

DW recomienda