Cameron cosecha críticas por arremetida contra Internet | Europa | DW | 14.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cameron cosecha críticas por arremetida contra Internet

La calma ha vuelto a las calles de Gran Bretaña tras los disturbios de los días pasados. Pero ahora el primer ministro David Cameron enfrenta una ola de críticas en Internet, por su propósito de imponer restricciones.

David Cameron, hablando ante el Parlamento británico.

David Cameron, hablando ante el Parlamento británico.

“Si hay gente que usa las redes sociales para provocar violencia, tenemos que ponerle freno”. Las palabras del primer ministro británico fueron claras y contundentes. David Cameron anunció su propósito de discutir con los operadores de redes sociales sobre la forma en que se podría bloquear el acceso a usuarios proclives a la violencia. Igualmente manifestó la intención de involucrar a la policía y los servicios de seguridad en la persecución de potenciales vándalos en Internet.

Apenas un día después, el viernes 12 de agosto, un hombre de 27 años fue citado por un tribunal de Hastings, en el sur de Inglaterra, bajo el cargo de “haber instado en Facebook a la comisión de delitos, especialmente al robo y daño a la propiedad”. También en otros lugares del país la policía está investigando ya a usuarios de Facebook. Una niña de Plymounth, de apenas 11 años de edad, recibió la visita de agentes que le dieron “exhaustivos consejos sobre la utilización de las redes sociales”. La niña había llamado presuntamente a través de Facebook a participar en las protestas callejeras.

Temor por la libertad de expresión

Despliegue policial tras los disturbios en Gran Bretaña.

Despliegue policial tras los disturbios en Gran Bretaña.

Hay quienes ven en los planes del gobierno de Londres y en el proceder de la policía británica un peligro para la democracia. El abogado Steve Kuncewicz, especialista en medios de comunicación, hace notar que una restricción de los derechos de los usuarios sería “la intervención más fundamental del gobierno en la red en los últimos 15 años”.Y teme que eso podría conducir a una “erosión de la libertad de opinión”. Por su parte Rick Ferguson, del influyente grupo de software Trend Micro, indicó que en la práctica es técnicamente imposible bloquear el acceso a internet. “Ya hemos visto como incluso en Egipto, Libia o Irán –brutales dictaduras a diferencia de la democrática Gran Bretaña- se intentó en vano cortar el acceso a la red”, señala Ferguson, acotando que “la gente siempre encuentra un resquicio”.

En Internet hay muestras de indignación. Al fin y el cabo, el propio Cameron fue quien hace medio año, con motivo del movimiento revolucionario en el mundo árabe, demandó libertad de opinión en la red y elogió las plataformas sociales como “poderoso instrumento en manos de los ciudadanos”. El blogger egipcio Mahmoud Salem considera por ello que si se restringen las redes sociales, Gran Bretaña, y con ella “los gobiernos del primer mundo”, se “desenmascararían a sí mismos de una manera espectacular”.

Reacciones en Alemania

Markus Beckedahl.

Markus Beckedahl.

También en las páginas alemanas de Internet hay reacciones airadas. El blogger Thomas Knüwer califica la propuesta de Cameron de “pura estupidez”. A su juicio, “quien quiera bloquear o filtrar las redes sociales, también debería, consecuentemente, quemar libros, acabar con el secreto postal e intervenir cada llamada telefónica”.

Por su parte, el blogger Markus Beckedahl hizo notar a la agencia de noticias dpa que Gran Bretaña ya es el país de la Unión Europea con mayor vigilancia. Beckedahl ve en el papel preponderante de los operadores comerciales de plataformas de Internet “el problema básico de que, como sociedad, nos hacemos muy dependientes de espacios públicos privatizados”. En su opinión, los operadores comerciales tienen por lo general interés en llevarse bien con los gobiernos, para que no los molesten demasiado con regulaciones, “y eso incluye también la cooperación con los organismos de seguridad”.

Facebook complaciente

Las apreciaciones del blogger berlinés podrían ser acertadas. Un portavoz de Facebook declaró el viernes que la empresa se complacerá en sostener un encuentro con el gobierno británico para “debatir las medidas que hemos adoptado para que, en estos tiempos de desafíos, ésta sea una plataforma segura y positiva”. Por ejemplo, se han tomado recaudos para que “todas las amenazas de violencia fidedignas sean retiradas de Facebook”.

En las últimas noches se ha mantenido la calma en Gran Bretaña. Y ahora se plantea la pregunta de quién habrá de barrer las montañas de escombros que dejaron los disturbios. La respuesta también proviene de Internet: un portal británico demuestra que las redes sociales no sólo sirven para organizar desmanes. En www.riotcleanup.co.uk, los británicos se ponen de acuerdo para limpiar juntos las calles.

Autora: Friedel Taube/ Emilia Rojas

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda

Publicidad