Calles que albergan historia | Ciudades y Rutas | DW | 25.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

Calles que albergan historia

El barrio de Scheunenviertel es considerado uno de los más exclusivos de Berlín. Sin embargo, el vecindario entraña algo más que tiendas de marca y coches caros: atesora una intrigante historia de más de 300 años.

Las calles del barrio Scheunenviertel albergan años de historia. Original-Bildunterschrift Es folgt die historische Originalbeschreibung, die das Bundesarchiv aus dokumentarischen Gründen übernommen hat. Diese kann allerdings fehlerhaft, tendenziös, überholt oder politisch extrem sein. Info non-talk.svg Berlin, im Scheunenviertel, Straßenhandel ADN-ZB/Archiv Berlin 1933: Straßenszene in der Grenadierstraße (heute Almstadtstraße) im sogenannten Scheunenviertel. Aufn.: P. Buch [Berlin, Grenadierstraße (heute Almstadtstraße).- Verkauf von Brot und Schrippen von einem Holzkarren] Abgebildeter Ort Berlin Datum 1933 Fotograf Buch, P. Institution BundesarchivLink zurück zur Museums Infobox-Vorlage Bundesarchiv Koblenz.jpg Eigenname Das Bundesarchiv Ort Koblenz (headquarters) Koordinaten 50° 20' 33,0 N, 7° 34' 21,0 E Gegründet 1952 Webseite www.bundesarchiv.de Normdaten VIAF: 137346469 | LCCN: n92025526 | PND: 000394548 | BNF: cb11862536s | WorldCat Allgemeiner Deutscher Nachrichtendienst - Zentralbild (Bild 183) Inventarnummer Bild 183-1987-0413-501 Quelle Logo Bundesarchiv Dieses Bild wurde im Rahmen einer Kooperation zwischen dem Bundesarchiv und Wikimedia Deutschland aus dem Bundesarchiv für Wikimedia Commons zur Verfügung gestellt. Das Bundesarchiv gewährleistet eine authentische Bildüberlieferung nur durch die Originale (Negative und/oder Positive), bzw. die Digitalisate der Originale im Rahmen des Digitalen Bildarchivs. Lizenz w:de:Creative Commons Namensnennung Weitergabe unter gleichen Bedingungen Diese Datei ist unter der Creative Commons-Lizenz Namensnennung-Weitergabe unter gleichen Bedingungen 3.0 Deutschland lizenziert. Flag of Germany.svg Namensnennung: Bundesarchiv, Bild 183-1987-0413-501 / CC-BY-SA Dieses Werk darf von dir verbreitet werden – vervielfältigt, verbreitet und öffentlich zugänglich gemacht werden neu zusammengestellt werden – abgewandelt und bearbeitet werden Zu den folgenden Bedingungen: Namensnennung – Du musst den Namen des Autors/Rechteinhabers in der von ihm festgelegten Weise nennen (aber nicht so, dass es so aussieht, als würde er dich oder deine Verwendung des Werks unterstützen). Weitergabe unter gleichen Bedingungen – Wenn du das lizenzierte Werk bzw. den lizenzierten Inhalt bearbeitest, abwandelst oder in anderer Weise erkennbar als Grundlage für eigenes Schaffen verwendest, darfst du die daraufhin neu entstandenen Werke bzw. Inhalte nur unter Verwendung von Lizenzbedingungen weitergeben, die mit denen dieses Lizenzvertrages identisch, vergleichbar oder kompatibel sind.

Las calles del barrio Scheunenviertel albergan años de historia.

Tan solo unos cuantos callejones separan el barrio de Scheunenviertel tanto de los suburbios de la ciudad, como de las zonas más exclusivas de Berlín. Situado en la zona de Berlín Mitte, Scheunenviertel- traducido como el barrio de los establos- ofrece a los turistas emblemáticas calles plagadas de historia política y pobreza. Desde DW, les ofrecemos una visita guiada por entre sus rincones más carismáticos.

Matthias Rau, cicerone de la ciudad de Berlín.

Matthias Rau, cicerone de la ciudad de Berlín.

Así, donde antes se encontraban los establos, hoy día la gente se pelea por contemplar los escaparates de tiendas de marcas exclusivas que colman el barrio, rodeado de cafés y bares llenos hasta los topes. Custodiado por el Mercado Hackeschem y la Plaza Rosa-Luxemburgo, los berlineses afirman que se trata de un vecindario con encanto. Y es que esta zona de la ciudad atesora una gran historia, aunque el visitante de a pie no la perciba a simple vista.

"Fue derribado hace mucho tiempo"

"El barrio Scheunenviertel, tal y como lo conocíamos, ya no existe", dice Matthias Rau, mientras contempla las caras de docenas de turistas que participan en la visita guiada "Scheunneviertel: Mitos y Verdades" en el que él trabaja como cicerone. "Hace tiempo que fue derribado, o como diríamos ahora, restaurado"

Desde hace 25 años, Rau es un guía turístico apasionado. Incluso antes de la caída del Muro, mostraba ilegalmente a turistas de Alemania occidental la parte este de Berlín. De hecho, Rau se conoce el barrio de Scheunenviertel desde los tiempos de la República Democrática Alemana, cuando las calles se encontraban medio derruidas, las paredes de los edificios se resquebrajaban y los habitantes preferían mudarse a las típicas viviendas multifamiliares a orillas de Berlín oriental. Tras la caída del Muro, el barrio resurgió "como el Ave Fénix de sus cenizas", dice Rau. Ahora, pertenece a una de las zonas más caras y exclusivas del centro. Psicoterapeutas y dentistas se apresuran a grabar sus nombres sobre placas de oro, mientras coches de precios prohibitivos permanecen aparcados delante de los escaparates de las tiendas de marca.

Uno de los más exclusivos de Berlín

Que el barrio de Scheunenviertel pase a ser considerado como uno de los más elegantes contrasta con sus 300 años de historia. Los establos que dieron nombre al vecindario se contruyeron en el siglo XVII con el objetivo de abastecer con cereales al mercado de ganado de la vecina Alexanderplatz, fuera de las murallas de la ciudad, para evitar posibles incendios. En esta zona periférica de la ciudad se hacinaban las personas sin recursos, sobre todo, después de la constitución del Imperio Alemán, cuando la población experimentó un notable aumento. Así, este vecindario presentaba el alojamiento más barato de la ciudad, por lo que la densidad de población era cinco veces mayor que en el resto de Berlín. De ahí procedían gran parte de los trabajadores del sector industrial, en su mayoría, judíos pobres que huían de los linchamientos antisemitas de Polonia y Rusia.

Rápidamente, el barrio comenzó a adquirir gran relevancia, lo que atrajo la curiosidad de los berlineses. Y no es para menos, ya que el barrio alberga un sinfín de anécdotas.

Pensiones y monumentos

Teatro popular de la plaza Rosa-Luxemburgo.

Teatro popular de la plaza Rosa-Luxemburgo.

Mathias Rau podría contar todas y cada una de las batallitas de las que ha sido testigo el barrio. Desde la escasez de viviendas -que provocó que familias enteras se vieran obligadas a vivir en prácticamente media habitación- a los bares de mala reputación, los vendedores ambulantes, los patios traseros, las calles, la gente…Allí continúa la historia viva, palpitante; a pesar de que los visitantes no puedan percibirla en sus visitas.

En el colosal teatro popular situado en la plaza Rosa -Luxemburgo se han grabado citas de la legendaria socialista a modo de memorando. Detrás ondean las banderas de la Casa Karl- Liebknecht, la sede del Partido Comunista en la República de Weimar. El edificio, además, fue testigo en 1920 del fin de las batallas callejeras entre nazis y comunistas. Más tarde, en esta misma sede, el jefe de la Stasi (Órgano de inteligencia de la República Democrática Alemana), Erich Mielke, disparó y mató en 1931 a dos agentes de policía. Tras 1933, el edificio fue utilizado por la Gestapo y hoy en día es la oficina federal del partido "Die Linke" (La Izquierda alemana).

¿Y cuánto cuestan las viviendas?

Escollos metálicos en memoria a los judíos.

Escollos metálicos en memoria a los judíos.

Si se mira hacia abajo, aún pueden apreciarse en las aceras los llamados "escollos" de latón, en memoria del paso de los nazis por los hogares de los judíos, que fueron deportados y asesinados. Paradójicamente, la pregunta más común que los turistas plantean a Matthias Rau no tiene que ver con la historia, sino con el precio de las viviendas en el barrio. Esto molesta especialmente al cicerone. "No soy un agente inmobiliario, sino un historiador urbano". Sin embargo, esta es la realidad actual de Scheunenviertel, donde actualmente se mueve mucho dinero.

Pero el hecho de que el barrio haya cambiado tantísimo en apenas 20 años preocupa y mucho al guía turístico. De hecho, esa es una de las razones que más empujan a Rau a organizar visitas por Scheunenviertel, para que su historia no caiga en el olvido.

Autor: Matthias Adler/ NGR

Editor: Enrique López

DW recomienda