¿Cómo va el plan alemán de buscar personal cualificado en el extranjero? | Alemania | DW | 27.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Cómo va el plan alemán de buscar personal cualificado en el extranjero?

Alemania necesita urgentemente personal cualificado. Y se topa por un lado con el rechazo de su propia población y, por otro, con que no es un país tan interesante para los profesionales extranjeros.

default

A Alemania no le va muy bien en su búsqueda de profesionales extranjeros.


"En Alemania no hace falta mano de obra especializada“, ésta es la reacción de un lector a un artículo al respecto publicado online por el prestigioso diario Süddeutsche Zeitung. “Las empresas se quejan de una situación miserable que ellas mismas han creado. Deberían pasar por las agencias estatales de empleo para que se encuentren con sus antiguos empleados y obreros”, opina otro usuario. Pocas horas antes, los diarios alemanes se hacían eco de la noticia: la Agencia Federal de Trabajo quiere atraer a inmigrantes cualificados, sobre todo de España, Portugal y Grecia.

Qualifizierung Zuwanderung Deutschland Arbeitsmarkt

En 30 años faltarán entre 300 mil y 500 mil profesionales

La Agencia Federal de Trabajo cuenta desde hace 20 años con una sección especializada en la colocación de personal alemán en el extranjero, la ZAV (Zentrale Auslands- und Fachvermittlung). Por lo menos hace hasta muy poco, porque ahora es al revés. Se trata de que profesionales cualificados vengan a Alemania. Y la reacción entre la población es sobre todo una: “no queremos”.

Una idea negativa de la inmigración

La ZAV se ha encargado de localizar 17.000 españoles que estarían dispuestos a trabajar en Alemania. A oídos alemanes, esta cifra suena a demasiado, a una ola que inundaría al país de nuevos trabajadores. Para Hilmar Schneider, director del Intituto para el Trabajo del Futuro (IZA), el rechazo de la población es incomprensible.

“Ningún inmigrante cualificado le quita el puesto de trabajo a nadie; por el contrario, aporta a que la demanda aumente”, explica a Deutsche Welle con el tono de quien ha dicho lo mismo ya muchas veces. Según cálculos del IZA, por cada trabajador cualificado no sólo se crean más puestos similares sino tres de rango inferior.

Flash-Galerie Fachkräftemangel

En la ingeniería, la salud y la informática se buscan profesionales

¿A Alemania se le fue el tren?

En opinión de Schneider, la lista de españoles dispuestos a trabajar en suelo germano es más bien corta; de ellos, a final de cuentas, sólo serán unos 1.500 los que, efectivamente, den el paso. Es decir, una gota de agua en el desierto.

Según los cálculos de su instituto, en los próximos 30 años en Alemania harán falta entre 300 mil y 500 mil profesionales cualificados. Los países escandinavos y Gran Bretaña tomaron hace tiempo cartas en el asunto y empezaron a atraer a sus mercados laborales el personal requerido. “Nosotros ya no conseguiremos la cantidad de profesionales que necesitamos”, vaticina el especialista alemán.

Según Beate Raabe de la ZAV, la crisis en el sur de Europa incrementa las probabilidades de que los profesionales quieran emigrar a Alemania; sin embargo, también su agencia está consciente de que esta búsqueda se pondrá cada vez más difícil.

En este momento, el volumen de la demanda es similar en casi todos los países europeos. Exceptuando los que están actualmente en crisis, todos buscan personal en el campo de la salud, la informática y también ingenieros. “Es decir, la gente tiene oportunidades de trabajo en sus propios países; eso disminuye su disposición a la movilidad”, analiza Raabe.

Las cifras del mercado de trabajo publicadas hoy (27.07.2011) en Núremberg por la Agencia Federal del Trabajo ratifican lo dicho. Después de la apertura del mercado laboral alemán hacia el este de la Unión Europea (Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovenia, Hungría, República Checa y Eslovaquia) la temida avalancha de trabajadores más o menos cualificados de esos países no ha tenido lugar. Tres meses después de la liberalización laboral para ciudadanos de esos países, sólo 24.000 personas han optado por una plaza laboral en Alemania.

No Flash Arbeitsmarktöffnug für Polen und andere EU-Länder am 1. Mai

La avalancha de trabajadores del Este se hace esperar.

Una política temerosa

Resolver el problema no resulta fácil. Según Schneider, en la acción de los políticos es mejor no cifrar las esperanzas, pues a pesar de estar conscientes del asunto, ¿cómo hablar a favor de la inmigración si con ese tema sólo se pierden votos?

Por otro lado, que la población alemana no acoge con los brazos abiertos a los profesionales extranjeros es sabido. Además, el idioma alemán es un verdadero obstáculo, pues no es una materia que se ofrezca en muchas escuelas del mundo. Por último, mientras que Gran Bretaña y los países escandinavos ayudan al recién llegado a buscar alojamiento y plaza escolar para sus hijos, en Alemania tiene que arreglárselas solo.

¿Acabarán por irse las empresas?

Ante esta situación, “las empresas acabarán por ser más flexibles”, opina Raabe, pues es evidente que están perdiendo terreno y que valiosos profesionales no optan por Alemania. “La clave está en ofrecer compatibilidad de familia y trabajo; eso vuelve atractiva a una empresa”, explica la especialista. Por el contrario, el director del IZA no es tan optimista: en su opinión, es poco probable que las empresas hagan ese esfuerzo. Optarán más bien por otro camino: es más fácil cambiar la empresa de país, que atraer a Alemania personal cualificado.

Autora: Jutta Wasserrab/Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

ADVERTISEMENT