¿Cómo pueden salir los países de la OTAN? | Política | DW | 12.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Cómo pueden salir los países de la OTAN?

¿Ha amenazado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con retirarse de la OTAN o no? De todos modos, cualquier país miembro puede abandonar la OTAN, muy fácilmente.

En el artículo 19 del Tratado de la OTAN de 1949 se establece que: "Después de veinte años de validez del tratado, cada Estado contratante podrá rescindir la relación un año después de haberlo notificado al Gobierno de los Estados Unidos de América, que a su vez comunicará la renuncia a los demás Gobiernos contratantes".

Es decir, un año de plazo para la cancelación del tratado, por lo que no es necesario argumentar el porqué. Todo es muy simple. A diferencia de la Unión Europea, en donde, hasta hace unos años, no se preveía ninguna salida de los Estados miembro, como la próxima del "brexit”, y por lo tanto, no se había establecido ninguna modalidad de procedimiento a seguir para este fin, desde la fundación de la OTAN, sus miembros cuentan con la posibilidad de abandonar la alianza.

Sin embargo, no ha habido ni una sola salida de la OTAN en sus casi 70 años de historia. Lo que sí ha sucedido, sin embargo, es que unos pocos países se han retirado de su estructura militar. Esto significa que varios Estados siguieron siendo miembros de la OTAN, pero, en el pasado y solo temporalmente, no quisieron subordinar sus tropas a las estructuras de mando de la OTAN.


Charles de Gaulle.

Bajo el expresidente francés Charles de Gaulle, las fuerzas armadas francesas abandonaron las estructuras de mando de la OTAN.

Sin salir, pero retirados de la estructura militar

El ejemplo más conocido es Francia: su presidente Charles de Gaulle, en los años 60, vio a la OTAN, cada vez más, como instrumento de los intereses geopolíticos estadounidenses y como restricción a la independencia francesa. Por lo tanto, las fuerzas armadas francesas abandonaron las estructuras de mando de la OTAN en 1966.

Como resultado, la sede de la OTAN, que estaba entonces en París, se trasladó a Bruselas, Bélgica. Francia no regresó a las estructuras militares de dicha organización hasta 2009, bajo la presidencia de Nicolas Sarkozy. Ya en los años 90, en el curso de las Guerras Yugoslavas, se había producido un acercamiento a la organización. Francia no fue el único caso. Grecia tampoco formó parte de la estructura de mando entre 1974 y 1981 y España, entre 1986 y 1999.

Christoph Hasselbach (RMR/JOV)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Publicidad