¿Cómo pudieron operar los neonazis? | Alemania | DW | 09.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Cómo pudieron operar los neonazis?

Ha comenzado su trabajo la comisión del Bundestag para investigar cómo fue posible que una célula terrorista neonazi actuara impunemente por diez años. El objetivo: detectar errores y todas las implicaciones.

default

El inmueble en Zwickau en donde en noviembre se detectó a la célula neonazi

El primer encuentro de una comisión especial del Bundestag para investigar la serie de asesinatos cometidos por la célula terrorista neonazi de Zwickau ha tenido lugar en Berlín. En ese contexto, la comisión convocará a expertos se encargará de determinar eventuales negligencias cometidas por las autoridades durante las investigaciones. “Todas las cartas tendrán que ser puestas sobre la mesa”, afirmó el parlamentario socialdemócrata Sebastian Edathy, presidente de la comisión.

“No seremos el reemplazo de la Fiscalía; nuestro interés es detectar qué podemos hacer mejor en lo venidero para que no se dé otra vez la situación de que a lo largo de diez años una banda terrorista de extrema derecha pueda moverse por el país asesinando y robando sin que nuestras autoridades de seguridad puedan o sean capaces de identificar al grupo”, declaró Edathy a la emisora alemana Deutschlandfunk

La célula asesina

A la célula autodenominada Nationalsozialistischer Untergrund (NSU, Clandestinidad Nacionalsocialista) se le atribuyen los asesinatos de ocho turcos y un griego entre los años 2000 y 2006; también en 2007, el de una mujer policía alemana. El grupo, acusado también de numerosos atentados y robos a bancos, permaneció en la clandestinidad desde 1998 hasta noviembre de 2011.

Deutschland Terror Neue Durchsuchungen gegen mutmaßliche Nazi-Terrorhelfer Kombo

La célula de Zwickau que se autodenominaba Nationalsozialistischer Untergrund

Estaba formado por dos hombres, hallados sin vida en noviembre, y una mujer que se entregó a la policía poco después. Ésta se encuentra en prisión y se niega a declarar. Las autoridades les habían seguido la pista hasta 1998, año a partir del cual desaparecieron en la clandestinidad. En Alemania nadie se explica cómo pudieron atentar, asesinar y robar sin que las autoridades se percataran de que se trataba de un grupo de extrema derecha.

En manos de la Policía

¿Cómo fue posible?: ésta es la pregunta que surge a cada detalle que se da a conocer. Por ejemplo, a finales de enero se supo que en abril de 2007 -tres meses antes de la muerte de la mujer policía  –la décima víctima- la Policía sajona habría podido detener a los tres miembros del grupo. 

Debido a una denuncia doméstica, la Policía llegó al inmueble donde vivían los tres. Los falsos datos que dio la mujer –que negó vivir en ese apartamento-, llevaron a las autoridades a citarla a la estación de Policía. Sin embargo, y a pesar de que sus declaraciones fueron confusas y sus datos falsificados, las autoridades no continuaron las investigaciones. 

¿Dos comisiones de investigación?

Después de que se destapó el escándalo que salpica la imagen de las autoridades correspondientes y plantea severas dudas acerca de su efectividad, se había formado una comisión de investigación con representantes del gobierno federal y los gobiernos regionales. No obstante, la nueva comisión parlamentaria, así Edathy, tendría más atribuciones y más probabilidades de éxito, precisamente porque se trata de detectar en dónde están los errores en el funcionamiento entre las instituciones regionales y las centrales.

Hasta finales del mes de marzo, especialistas en movimientos de extrema derecha y en instituciones de seguridad darán su opinión; después de Semana Santa, el comité comenzará con la recolección de pruebas; el comité tiene atribuciones para pedir informes a la Fiscalía.

Deutschland Rechtsterror Untersuchungsausschuss Sebastian Edathy

Sebastian Edathy, parlamentario socialdemocráta, presidente de la comisión de investigación

Investigar y prohibir al NPD

Por ello, “¿ha habido informaciones a nivel regional que debieron ser transmitidas a las instancias centrales?”, es una de las preguntas básicas a las que espera responder el comité presidido por Edathy. En su opinión, otro de los resultados que espera conseguir es la prohibición del NPD (Partido Nacionaldemocrático de Alemania) pues cada vez hay aparecen más indicios de que éste, de extrema derecha, apoyaba a la célula terrorista. Dos exfuncionarios del partido se encuentran ya en prisión por haber brindado apoyo logístico a los de Zwickau. 

Autora: Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad