Cómo proteger la privacidad en Facebook | Empresa | DW | 21.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Empresa

Cómo proteger la privacidad en Facebook

La compañía detrás de la red social Facebook se ufana de su transparencia y le indica constantemente a cada usuario que puede optimizar la protección de su privacidad. Hay que saber ajustar las preferencias.

El escándalo protagonizado por la consultora británica Cambridge Analytica y la compañía detrás de la red social Facebook reveló cómo se puede hacer llegar mensajes muy específicos a una población determinada e influir sobre su comportamiento –incluso en el contexto de procesos electorales– mediante una hábil evaluación y conexión de sus datos personales. Cambrigde Analytica ha sido acusada de contribuir de esa manera al éxito del "sí” en el plebiscito en torno al "brexit” y al triunfo de Donald Trump en los comicios presidenciales de 2016 en Estados Unidos. La empresa británica de análisis de datos accedió de forma ilegal a la información privada de hasta 50 millones de usuarios de Facebook sin el conocimiento de éstos.

El caso ha puesto en la mira el negocio de recopilar datos y crear perfiles con ayuda de algoritmos –un procedimiento habitual desde hace tiempo, sobre todo en el ámbito comercial– y empieza a ejercer presión sobre Facebook, cuyos jefes están siendo llamados a dar la cara ante varias autoridades gubernamentales, ante sus accionistas y ante sus usuarios. Los que no han abandonado la red social en cuestión han empezado a buscar maneras de optimizar la protección de su esfera privada. La compañía se ufana de su transparencia y le indica constantemente a cada usuario que puede elevar su grado de discreción; pero los pasos a seguir suelen resultar difíciles de comprender. Lo importante es saber qué preferencias ajustar.

Ver el video 02:34
Now live
02:34 minutos

Escándalo por fuga de datos de Facebook

Lidiando con los "apps”

Las complicaciones empiezan con las condiciones de uso de la plataforma, plasmadas en un texto de 30.000 caracteres. Allí se advierte que Facebook contiene aplicaciones (apps) que piden acceso a ciertos datos del usuario y se especifica qué tipo de información acumula la red social: desde la ubicación geográfica del internauta hasta detalles del aparato desde donde se usa Facebook. Los textos escritos, las noticias leídas, las fotos tomadas y el lugar donde se hicieron… todo eso queda en los servidores de Facebook. La plataforma informa que los datos no directamente relacionados con el usuario son utilizados con fines publicitarios o para el intercambio con operadores de aplicaciones.

No obstante, la información levantada en Facebook por una app que hace pruebas de personalidad terminó en manos de Cambrigde Analytica. De ahí que, después de hacer click y aceptar las condiciones de uso de la red social, el usuario deba tomarse el trabajo de inspeccionar sus preferencias y abrir la rúbrica "Apps” para conocer qué aplicaciones tienen acceso a su cuenta de Facebook. Es posible seleccionar la opción que le prohíbe a terceros –los operadores de apps– obtener los datos personales del usuario o borrar completamente las apps en cuestión; desde luego, disfrutar de esas aplicaciones ya no será posible. Cuestión de prioridades. Después, es recomendable que el internauta se familiarice con las "capas” de privacidad disponibles.

El factor visibilidad

Facebook le permite al usuario definir, en diferentes niveles, quién puede ver su información y quién no. El usuario debe decidir qué contenidos desea dejar a la vista de millones de extraños o sólo de su familia, sus colegas o sus amigos; si le interesa que su perfil sea ubicado mediante los buscadores de empresas como Google o Yahoo!; o quiénes tendrán autorización para enviarle mensajes directos o identificarlo en fotografías y videos que el usuario mismo no ha tomado o grabado. Las rúbricas "Crónica” y "Marcas” hacen viable controlar estas variables. Pero ni siquiera estas medidas garantizan la protección integral de la privacidad.

Facebook altera sus directrices para la protección de datos y el resguardo de la privacidad constantemente. Por lo general, la empresa informa cuando estos cambios tienen lugar. Esas notificaciones no deben ser tomadas a la ligera ni ignoradas. Tras leerlas, el usuario se percatará de que debe cambiar de nuevo todas las preferencias para salvaguardar sus datos personales.

Lukas Hansen (ERC/ELM)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema