¿Cómo ganar control sobre el dinero de los oligarcas rusos? | Europa | DW | 25.05.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

¿Cómo ganar control sobre el dinero de los oligarcas rusos?

La Comisión Europea propone nuevas normas para facilitar la expropiación de activos procedentes de actividades ilegales. Esto también apunta a los oligarcas de Putin en las listas de sanciones de la UE.

El megayate Eclipse, del multimillonario ruso Roman Abramovich, en foto de 2016.

El megayate "Eclipse", del multimillonario ruso Roman Abramovich, en foto de 2016.

Cuando se habla de la reconstrucción de Ucrania tras la guerra de agresión de Rusia, el sentido de la justicia señala rápidamente los miles de millones de los oligarcas asociados al presidente ruso Vladimir Putin en las listas de sanciones internacionales. Se exige que sus activos sean confiscados y utilizados para Ucrania. Pero eso es más difícil de lo que muchos creen.

¿Qué propone la Comisión Europea?

Bruselas quiere un marco jurídico común para los Estados miembros de la UE que facilite la incautación y expropiación del dinero procedente de actividades delictivas. Hasta ahora, la normativa al respecto ha sido muy variada, y en muchos casos la expropiación es extremadamente difícil. Las propuestas se dirigen principalmente al terrorismo o la delincuencia organizada transfronteriza, pero también podrían utilizarse contra los activos de los oligarcas que figuran en las listas de sanciones de la UE.

El objetivo es acelerar los procedimientos. Si un tribunal nacional está convencido de que los fondos proceden de actividades delictivas, deberían poder congelarse, incluso antes de que se dicte sentencia. Tras la sospecha, un tribunal tendría siete días para tomar una decisión. De lo contrario, el dinero tiene "tendencia a desaparecer", explicó la comisaria Ylva Johansson. Las normas también se aplicarían a la transferencia de fondos sancionados, incluso a los familiares.

Cercano al Kremlin, Roman Abramovich tuvo que vender su club de fútbol Chelsea.

Cercano al Kremlin, Roman Abramovich tuvo que vender su club de fútbol Chelsea.

En el caso específico de los oligarcas rusos, muchos Estados miembros ttienen dificultades legales para congelar y confiscar su dinero. La UE ya dispone de una vía para que los denunciantes informen de inminentes violaciones de sanciones. Pero, en algunos países, solo se consideran infracciones administrativas. Por eso, Bruselas propone ahora que el incumplimiento de las sanciones sea un delito en todos los Estados miembros.

Las diferencias en las legislaciones nacionales también llevan, según el comisario de Justicia, Didier Reynders, a que los oligarcas se dirijan a donde puedan salirse con la suya más fácilmente. El objetivo es poner fin a esta situación mediante la normalización de las leyes. Por último, se aspira a que el dinero de los multimillonarios que apoyan a Putin en Europa se canalice hacia un fondo común para la reconstrucción de Ucrania.

Más difícil de lo esperado

"Hay que distinguir entre los activos nacionales y los privados", dice la economista Maria Demertzis, del think tank Bruegel, en Bruselas. En las primeras rondas de sanciones, se decidió congelar los activos del Banco Central de Rusia. "No pertenece al Gobierno, sino a la nación rusa. Congelarlo o incluso confiscarlo es algo muy difícil. ¿Sobre qué base legal se puede confiscar el patrimonio nacional? (...) Esto afecta a los derechos fundamentales y, sin un marco legal establecido, podría ser muy dudoso".

El procedimiento puede ser más fácil para los bienes privados, pero a menudo es un juego del gato y el ratón. Es difícil identificar, encontrar y luego recuperar los fondos.

Entonces, ¿se equivocó la UE al formular sus anteriores sanciones contra Rusia? Según la investigadora, Estados Unidos tiene más experiencia en este campo y la UE está en fase de aprendizaje. Pero, por supuesto, los Estados miembros podrían buscar en todas partes activos no gravados o fraude criminal. Normalmente, esto sería motivo suficiente para la confiscación.

Sin embargo, si las sanciones pretenden dañar las finanzas de Rusia, sería mejor apuntar a un embargo de petróleo y gas, en lugar de ir tras los oligarcas individuales que, de todos modos, llevan mucho tiempo operando fuera de Rusia, advierte Demertzis.

Los activos rusos son difíciles de encontrar

Aparte de algunas acciones espectaculares, como la incautación de yates, muchos países del G7, entre los que se encuentran los principales miembros de la UE, no están en condiciones de identificar siquiera los activos de los oligarcas. "Carecen de competencias y poderes para detectar activos ilícitos", escribe la ONG Transparencia Internacional (TI), en su último informe sobre el tema. Los Gobiernos también se enfrentan a grandes problemas legales cuando intentan confiscar estos activos y devolverlos a las víctimas de la corrupción.

Villa Altamira en Francia: las villas y los yates de los oligarcas rusos son objetivos obvios, pero el dinero es más difícil de encontrar.

Las villas y los yates de los oligarcas rusos son objetivos obvios, pero el dinero es más difícil de encontrar.

Sin embargo, desde 2004, cuando se recomendó por primera vez mejorar los instrumentos para ello a nivel internacional, apenas ha ocurrido nada. "Los cleptócratas siguen teniendo muchas oportunidades de ocultar su dinero", asegura TI. En muchos casos, el sector inmobiliario sigue siendo un resquicio para ocultar dinero sucio. Especialmente, allí donde todavía se permite la propiedad no registrada.

Los críticos advierten de las consecuencias legales

Markus Ferber, eurodiputado del partido conservador bávaro CSU, ala regional de la CDU de la excanciller Angela Merkel, es uno de los críticos de estos planes. Considera que los peligros legales son mayores que los beneficios de aplicar las sanciones. Según Ferber, también portavoz de política económica del Grupo del Partido Popular Europeo (EPP), es correcto tipificar como delito la violación de las sanciones en toda Europa. Pero aparte de eso, ve demasiada "política simbólica" en la propuesta de la Comisión Europea.

Los principios del Estado de Derecho no deben ser socavados de un plumazo para apuntar a unos pocos oligarcas rusos. "Debe haber un vínculo claro con el Estado ruso y con la guerra de agresión rusa en todas las incautaciones que, en última instancia, están destinadas a beneficiar la reconstrucción de Ucrania", insiste Ferber: "Los activos del Banco Central de Rusia son elegibles para esto, pero los obstáculos deberían ser más altos para los activos de los particulares".

(gg/rml)

DW recomienda