Cámara alta alemana aprueba el Tratado de Lisboa de la UE | Europa | DW | 23.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cámara alta alemana aprueba el Tratado de Lisboa de la UE

La Cámara alta del Parlamento alemán, el Bundesrat, aprobó hoy el Tratado de Lisboa para la reforma de la Unión Europea (UE), firmado por los 27 jefes de Estado y de gobierno de los países del bloque el 13 de diciembre de 2007.

Todos los estados federados alemanes menos Berlín votaron a favor del tratado. El alcalde de la capital, el socialdemócrata Klaus Wowereit, se abstuvo en la votación, con lo que su participación se interpretó como un voto en contra.

Con ello, el alcalde de Berlín evitó una crisis en su coalición de gobierno junto con el Partido de Izquierda, que es contrario a dicho tratado.

Su decisión provocó un fuerte rechazo en la oposición. El Partido Liberal (FDP) exigió incluso la dimisión de Wowereit. El 24 de abril, la Cámara baja del Parlamento alemán, el Bundestag, había dado luz verde al Tratado de Lisboa.

La Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel, su socio en el gobierno, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), el FDP y los Verdes se mostraron a favor. Sólo una de las cinco fracciones parlamentarias, el Partido de la Izquierda, votó en contra.

Para la ratificación definitiva en Alemania, ahora sólo falta ya que el presidente Horst Köhler firme la ley correspondiente, aunque todavía no se sabe la fecha en que lo hará.

El Tratado de Lisboa, que han de ratificar todos los países del bloque comunitario y que prevé la elección de un presidente de la UE para un mandato de 30 meses, entrará en vigor el 1 de enero de 2009.

El Tratado de Lisboa es una versión reducida del proyecto de Constitución de la UE, abandonado tras su rechazo en sendos referendos en Francia y Holanda en 2005.

Con el nuevo "Acuerdo de Lisboa", la UE aspira a reaccionar de modo más democrático, rápido y adecuado a desafíos tales como el terrorismo, la competencia económica de Asia y Estados Unidos y las necesidades sociales de la población. (dpa)

Publicidad