Burundi sale de la Corte Penal Internacional | El Mundo | DW | 27.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Burundi sale de la Corte Penal Internacional

Burundi sale de la Corte Penal Internacional, la CPI, en "un intento más" del Gobierno de Pierre Nkurunziza de "proteger a los responsables de graves violaciones de los derechos humanos", denunció Human Rights Watch.

Präsident Burundi Pierre Nkurunziza (Imago/photothek/U. Grabowski)

Pierre Nkurunziza, Presidente de Burundi

El Ejecutivo burundés firmó el 27 de octubre de 2016 su salida de la CPI, de la que había sido miembro desde 2004, por lo que se hizo efectiva hoy, (27.10.2017) una vez cumplido el plazo de un año estipulado para las retiradas por el Estatuto de Roma.

En un comunicado remitido hoy, HRW lamenta que el artículo 127 del Estatuto, que trata las consecuencias de la salida de la CPI de un Estado miembro, no mencione explícitamente el impacto en la jurisdicción del Tribunal sobre los crímenes cometidos en Burundi mientras formaba parte de la institución.

Leer más:

Presidente de Burundi amenaza a la UA

Líder opositor asesinado en Burundi

Sudáfrica retira petición de abandonar la Corte Penal Internacional

"Reclamamos a la CPI que adopte un enfoque progresista de la interpretación de su jurisdicción para que las víctimas puedan mantener una forma viable de conseguir justicia", indicó el director adjunto para Justicia Internacional de HRW, Param-Preet Singh.

Por su parte, Amnistía Internacional también condenó la retirada de Burundi en un comunicado en el que su director para Justicia Internacional, Matt Cannock, acusó al Gobierno de "intentar evadir la justicia cínicamente" pero recordó que su salida de la CPI no les exime de "su obligación de acabar con las violaciones generalizadas de los derechos humanos".

Burundi se retira de la CPI, con sede en La Haya, después de que Gambia y Sudáfrica firmasen también su salida del organismo pero dieron marcha atrás en su decisión más tarde.

Crímenes de lesa humanidad

El  pasado mes de septiembre, las pesquisas de una comisión de la ONU confirmaron que se habían cometido crímenes de lesa humanidad en Burundi  desde 2015, y pidió a la CPI que abriese una investigación lo antes posible.

La información recabada por la comisión de la ONU permitió confirmar la persistencia de centenares de ejecuciones extrajudiciales, miles de detenciones arbitrarias, centenares de desapariciones forzadas, centenares de casos de torturas y tratos crueles, y de decenas de víctimas de violencia sexual.

La propia HRW denunció que las milicias juveniles del partido de Nkurunziza, la Imbonerakure, han violado, torturado y asesinado a miembros de la oposición o a aquellos de los que sospechaban que lo eran.

PG (Efe/dpa)

 

DW recomienda

Publicidad