Bundesliga: despiden a jefe de videoarbitraje del fútbol alemán | Europa al día | DW | 06.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Bundesliga: despiden a jefe de videoarbitraje del fútbol alemán

Cuando el videoarbitraje (VAR) en el fútbol alemán es motivo de duro debate sobre si genera o no más confusión de lo que ayuda, la Federación Alemana (DFB) destituyó al responsable del sistema.

El árbitro Sven Waschitzki consulta video sobre jugada no clara en partido Stuttgart vs FC Colonia.

El árbitro Sven Waschitzki consulta video sobre jugada no clara en partido Stuttgart vs FC Colonia.

El hasta ahora jefe del VAR, Hellmut Krug, será remplazado por el  jefe arbitral Lutz Michael Fröhlich en un intento de calmar los ánimos y poner un freno a las discusiones.

El malestar con el rendimiento del sistema ha desembocado en un debate que se antoja interminable. En busca de darle un nuevo impulso al sistema antes de decidir ponerle fin, como apuntan ya algunas voces, Fröhlich se encargará de su funcionamiento y será apoyado en el ámbito operativo por Florian Götte.

"Krug seguirá asociado al proyecto y se concentrará en el análisis de contenido y de la documentación técnica", informó la DFB. Sin embargo, ni Krug, ni otros supervisores, tendrán en un futuro comunicación directa durante los partidos con los videoasistentes, agregó.

Humanos versus técnica o ¿técnica contra humanos?

El estreno del VAR en la Liga alemana, a mediados de agosto, ya fue un tanto aparatoso. Mientras que en algunos partidos el desempeño del videoarbitraje fue correcto, en diversos estadios la técnica falló parcial o completamente en su debut.

No obstante, tras un intenso análisis, tanto la DFL como la Federación Alemana decidieron dar una segunda oportunidad al sistema. Desde entonces, el VAR continúa poniendo a prueba la templanza de los jugadores y la capacidad cardíaca de las aficiones.

Tanto en partidos de gran envergadura como en otros que enfrentan a equipos más modestos, lo cierto es que apenas hay una jornada de Liga en Alemania en la que el videoarbitraje no acabe convirtiéndose en noticia. Sus detractores abundan más que sus partidarios, pero aún así todos son conscientes de que, les guste o no, están condenados a entenderse.

JOV (efe)

DW recomienda

Publicidad