Bundesbank: El crecimiento de Alemania se reducirá en el 2015 | Economía alemana | DW | 05.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Bundesbank: El crecimiento de Alemania se reducirá en el 2015

La locomotora de la eurozona va a sufrir en el 2015 un fuerte bajón, según el banco central alemán. El pronóstico baja al 1,0 por ciento. El Bundesbank cree sin embargo que pronto la econonmía volverá a crecer.

El banco central de Alemania recortó sus previsiones de crecimiento para la mayor economía de Europa hasta 2016, según consta en el informe semestral dado a conocer el viernes (5.12.2014) en Fráncfort.

El Bundesbank pronosticó para este año un aumento del producto interior bruto de 1,4 por ciento en lugar del 1,9 por ciento que auguraba en junio.

Para el año próximo trazó una perspectiva aún más pesimista y vaticinó que el ritmo de crecimiento se ralentizará para ubicarse en el 1,0 por ciento, la mitad del dos por ciento prevista medio año atrás.

Para 2016 también corrigió a la baja su proyección de crecimiento, de 1,8 a 1,6 por ciento.

Bundesbank más optimista que otros expertos

Sin embargo, el banco destacó al mismo tiempo que la locomotora de la eurozona continúa en la senda del crecimiento. "Existe la fundada esperanza de que la actual fase de debilidad sea pasajera", señaló el presidente de la entidad, Jens Weidmann.

Respecto a este año, el Bundesbank es más optimista que los "cinco sabios", el consejo de asesores económicos del gobierno germano, que ubican el crecimiento en el 1,2 por ciento.

El consumo y la buena situación del mercado laboral continúan apuntalando la economía alemana, que también podría beneficiarse de aumentos salariales y la entrada en vigor del salario mínimo, constataron los expertos del banco.

Caída de los precios de petróleo - "un programa coyuntural"

También la caída de los precios del petróleo espoleará la debilitada coyuntura, estimaron los economistas. "Actúa como un pequeño programa coyuntural al reducir el coste de vida de los hogares y los costes de producción de las empresas", explicó Weidmann.

"De mantenerse el precio del crudo durante un período prolongado en este nivel bajo, el crecimiento económico de los próximos dos años podría mejorar en 0,1 hasta 0,2 puntos porcentuales", agregó.

En cuanto a la inflación, el banco consideró que la situación general impulsará el aumento de precios y predijo un aumento del índice de precios al consumidor de 0,9 por ciento para este año, de 1,1 por ciento para 2015 y de 1,8 por ciento para 2016.

El Banco Central Europeo considera que la estabilidad de precios está garantizada con un nivel de inflación por debajo pero cerca del dos por ciento.

ZAM (dpa)