Buenos Aires, bastión de músicos alemanes | Música | DW | 26.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Buenos Aires, bastión de músicos alemanes

La ciudad de Buenos Aires goza de una vida musical única en toda Latinoamérica debido a sus teatros, orquestas, asociaciones culturales e instituciones educativas. Los músicos alemanes han contribuido a forjarla.

Buenos Aires

Buenos Aires

Buenos Aires despuntó ya desde el siglo XIX como centro de edición musical,  vida concertística y ópera, con la inauguración de escenarios como el antiguo Teatro Colón, el Teatro de la Ópera y el Teatro Nacional, entre otros. En aquel entonces, como en muchos otros lugares, se representaba fundamentalmente repertorio italiano.

Los teatros de Buenos Aires, sobre todo el Colón, han sido testigos de la rica vida musical portense

Los teatros de Buenos Aires, sobre todo el Colón, han sido testigos de la rica vida musical portense

La influencia italiana, notable en muchas otras partes del mundo occidental, fue especialmente intensa en Argentina, debido al impacto que tuvo la inmigración procedente del país europeo.  Pero, desde el pasado siglo y durante décadas, la ciudad de Buenos Aires se convirtió en bastión de música y músicos alemanes.  En ese sentido, es legendario el papel del Teatro Colón de Buenos Aires, por el que pasaron los más importantes artistas germanos de la pasada centuria. 

Erich Kleiber en Argentina

Entre todos ellos, ¿cómo no destacar a los Kleiber? El austríaco Erich Kleiber fue director de la Deutsche Oper de Berlín durante una época mítica de la institución. Entre otros hitos, dirigió en 1925 el estreno la ópera Wozzeck, de Alban Berg. Cuando los nazis comenzaron sus procesos de depuración, la Deutsche Oper no se vio a salvo de las purgas raciales. El origen de Kleiber no era judío, pero el director fue pronto consciente de lo aberrante de la situación. El detonante de su marcha de Alemania fue la calificación como “música degenerada” de la segunda ópera de Alban Berg, Lulu.   

Kleiber emigró entonces a Buenos Aires, ciudad que había visitado anteriormente. Allí se convirtió en director musical del Teatro Colón e incluso en ciudadano argentino en 1938. Durante su mandato, las más rutilantes estrellas de la interpretación mundial actuaron sobre el célebre escenario argentino. La música alemana tuvo un papel primordial durante su etapa al frente del Teatro Colón, que fue para la institución una época brillante.

Carlos Kleiber

El mítico director de orquesta Carlos Kleiber, hijo de Erich, se formó musicalmente en Buenos Aires. A pesar de la oposición de su padre, que no deseaba que su hijo se dedicara a la música, acabó debutando con 22 años de edad en el histórico Teatro Argentino de la ciudad de La Plata.

Carlos Kleiber, un director mítico formado en Buenos Aires

Carlos Kleiber, un director mítico formado en Buenos Aires

Carlos Kleiber hizo carrera por todo el mundo, pero sus años en Argentina fueron decisivos. Se dice que su dirección combinaba la disciplina y el rigor germanos con la expresiva vitalidad latina. Nacido con el nombre de Karl, acabó convertido en Carlos por obra y gracia de la huella argentina, con la que siempre se sintió en deuda.

Otras presencias estelares

Desde principios de siglo XX, la presencia alemana fue in crescendo en la capital argentina. No hay que olvidar que en 1912 se fundó la Asociación Wagneriana de Buenos Aires, que promovía conferencias y conciertos con las obras del compositor alemán. En 1920, con el nacimiento de la radiofonía en Argentina, se realizó una primera transmisión operística desde el Teatro Coliseo: Parsifal, de Richard Wagner, dirigida por el maestro austríaco Felix Weingartner.

Dos años más tarde, se presenta por primera vez de forma íntegra la Tetralogía wagneriana cantada en alemán, con un reparto estelar en el que destacaba la mítica voz de Lotte Lehmann. En 1923, el mismísimo Richard Strauss dirigió a la Filarmónica de Viena en un concierto en el que la Titán de Mahler sonó por primera en Argentina. Además, en el Teatro Colón tuvo lugar durante años la llamada "temporada alemana", en la que solo se escuchaba música austro-germana.

La lista de estrellas de la música germana del siglo XX en Buenos Aires es interminable. Solo mencionar los nombres de Otto Klemperer, Fritz Busch, Karl Böhm, Paul Hindemith, Marta Modl, Fritz Wunderlich y Kurt Masur, hace palidecer de envidia a muchas otras capitales del mundo.  

Autora: María Santacecilia 
Editor: Enrique López

DW recomienda

ADVERTISEMENT