Bruselas reactiva la vía judicial contra Reino Unido por violar el protocolo pactado para Irlanda del Norte | El Mundo | DW | 13.06.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Bruselas reactiva la vía judicial contra Reino Unido por violar el protocolo pactado para Irlanda del Norte

La Comisión Europea acusa al Gobierno de Boris Johnson de violar las disposiciones del protocolo para Irlanda del Norte tras presentación oficial de una ley que en la práctica suspende de manera unilateral el pacto.

20 años de la firma del acuerdo de viernes santo: una paz incompleta. Imagen del 9 de abril de 2018

"20 años de la firma del acuerdo de viernes santo: una paz incompleta". Imagen del 9 de abril de 2018 ¿Una paz en riesgo por las acciones de Johnson?

"La Comisión considerará continuar el procedimiento de infracción abierto en marzo de 2021 contra el Gobierno de Reino Unido. Suspendimos esa acción en un espíritu constructivo de cooperación para dar espacio a la búsqueda de soluciones conjuntas, pero la acción unilateral de Reino Unido va directamente contra ello", ha dicho desde Bruselas el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de las relaciones con Reino Unido, Maros Sefcovic.

Bruselas inició ese primer expediente sancionador contra Reino Unido al constatar los primeros incumplimientos británicos del protocolo, pero meses después optó por paralizar el proceso para favorecer una solución negociada, sin que haya habido resultados tangibles desde entonces.

La UE "no renegociará" el acuerdo

Ahora, los servicios comunitarios reactivarán este expediente y examinarán la posibilidad de iniciar otros procedimientos de infracción que aborden específicamente los "riesgos para el Mercado Único creados por la violación del protocolo", ha adelantado Sefcovic, en una comparecencia breve y sin preguntas en la que también ha dejado claro que "no es realista" pensar que la UE aceptará "renegociar" el acuerdo.

Sefcovic había hablado ya a primera hora de este lunes con la ministra de Exteriores británica, Liz Truss, en un intercambio telefónico durante el que ella defendió la necesidad de esta nueva norma para resolver "problemas" de aplicación del protocolo, al tiempo que aseguró que no afectará al Mercado Único ni obliga a reintroducir una frontera física entre las dos irlandas.

El vicepresidente comunitario, por su parte, replicó a Truss que las medidas unilaterales solo sirven para "dañar la confianza" entre las partes y a crear mayor incertidumbre.

jov (efe, europapress) 

DW recomienda