Bruselas anula cumbre UE-Canadá para firma del CETA | Economía | DW | 27.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Bruselas anula cumbre UE-Canadá para firma del CETA

"Dado que no todos los Estados miembros están preparados para firmar el CETA, la cumbre UE-Canadá no empezará hoy como estaba planeado", dijo una fuente comunitaria.

El Consejo Europeo anuló la cumbre entre la Unión Europea (UE) y Canadá programada para hoy (27.10.2016) en la que estaba prevista la firma del tratado de libre comercio conocido como CETA, que bloquea la región belga de Valonia. El gobierno federal belga ha visto como sus esfuerzos de convencer a la región de que desbloquee la firma del CETA han sido inútiles.

"Dado que no todos los Estados miembros están preparados para firmar el CETA, la cumbre UE-Canadá no empezará hoy como estaba planeado. Canadá sigue estando lista para firmar cuando Europa esté preparada", señaló una fuente europea que prefirió no ser citada.

Sin el apoyo de los 28 Estados miembro es imposible aprobar el tratado.

Horas antes, la delegación canadiense liderada por el presidente del país, Justin Trudeau, confirmó que no viajaría a Bruselas como estaba planeado. “Canadá seguirá preparada para firmar este importante acuerdo cuando Europa también lo esté”, dijo Alex Lawrence, portavoz de la ministra de Comercio canadiense, Chrystia Freeland.

Belgien CETA Wallonischer Premierminister Paul Magnette nach den Verhandlungen (Reuters/N. Maeterlinck)

El presidente socialista de la región de Valonia, Paul Magnette.

Progresan las negociaciones

“Quedan por aclarar algunas cuestiones legales. Pero hemos hecho grandes progresos”, dijo ante la prensa Paul Magnette, presidente socialista de la región de Valonia. Y añadió: las negociaciones “podrían avanzar muy rápido con un poco de buena voluntad por parte de nuestros socios, pero cualquier acuerdo alcanzado en Bélgica tendrá que ser presentado a los socios europeos”.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha reunido durante los últimos tres días a los presidentes de todas las regiones y comunidades lingüísticas del país para consensuar y redactar un texto que disipe las preocupaciones acerca de las cuestiones agrícolas y los sistemas de liquidación que tanto preocupan a algunos políticos. Según los críticos, las multinacionales podrían utilizar estas cuestiones para dictar políticas públicas.

Tras siete años de negociaciones, el resto de los países de la UE respalda el acuerdo CETA. Pero el rechazo por parte de la región francesa de Bélgica impide a su gobierno central aprobar su firma. Cualquier acuerdo que alcancen los políticos belgas tendrán que ser todavía refrendado por el resto de países que forman la Unión Europea.

Funcionarios comunitarios han anunciado que la cumbre UE-Canadá ha sido pospuesta. No se han anunciado nuevas fechas.

JC (EFE, reuters, AFP, dpa,)


 

DW recomienda