Británicos y daneses abandonan Irak | Política | DW | 21.02.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Británicos y daneses abandonan Irak

Gran Bretaña retirará todos sus soldados de Irak hasta fines de 2008. Los primeros 1600 abandonarán la región de Basora y alrededores en los próximos meses. Dinamarca retirará todas sus tropas hasta agosto.

Soldado británico en Basra.

Soldado británico en Basra: retirada hasta fines de 2008.

Tony Blair, el primer ministro de Gran Bretaña, anunció el plan en la Cámara de los Comunes. Confirmó así lo que ya había adelantado un alto funcionario gubernamental. 1.600 efectivos británicos regresarán a casa, y se suman a los 470 daneses que harán lo propio, según se indicó también hoy. Ya informados están los EE. UU. y Australia.

Varios medios británicos informaron coincidentemente, por adelantado, sobre los planes. De acuerdo con la BBC, hasta fines de año serán retirados 3000 del total de 7200 soldados estacionados.

Tony Blair

Tony Blair: avisó a Bush de la retirada.

El primer ministro Blair anunció que Gran Bretaña reducirá gradualmente el contingente de tropas en el sur de Irak en los próximos 22 meses, traspasando la responsabilidad de garantizar la seguridad a fuerzas iraquíes.

Los jefes militares británicos vienen diciendo desde hace meses que la presencia de tropas británicas en las calles de Basora es cada vez menos necesaria, incluso provocadora.

La reducción de sólo 1600 efectivos a comienzos del verano es bastante menor que los pronósticos manejados hasta ahora, en los que se preveía que la presencia de tropas británicas en Irak sería recortada a la mitad hasta mayo.

Velados reproches

La cautela puede obeder a las preocupaciones expresadas por los gobiernos estadounidense e iraquí. Según The Guardian, los EE. UU. han criticado a Gran Bretaña por interesarse sólo por Basora.

Ministros y altos funcionarios británicos han contestado, según el matutino, que la situación en el sur chií no puede ser comparada con la de Bagdad, donde prevalece la violencia sunita.

De acuerdo con las informaciones filtradas, Blair quiere retirar las tropas paso a paso a una sola base en las afueras de Basora. Las fuerzas británicas continuarán tomando parte en operaciones militares, pero más apoyando a unidades iraquíes que comandando los operativos.

Sin embargo, los británicos continuarán por ahora realizando patrullas en la provincia de Maysan, al norte de Basora, a lo largo de la frontera con Irán. La tarea fue exigida por los EE. UU., que están preocupados por “el contrabando de armas desde Irán”.

Traspaso al Ejército iraquí

El martes, Gran Bretaña pasó el control sobre una división iraquí estacionada en Basora. Por primera vez, la X división del Ejército, entrenada por tropas británicas, recibirá órdenes del cuartel general iraquí en Bagdad. Hasta ahora había estado bajo control británico.

Gordon Johndroe, portavoz del Consejo de Seguridad de los EE. UU., dijo que Bush ve la planeada reducción de tropas británicas en Irak como un éxito en los esfuerzos por lograr mayor seguridad. Y agregó: “nosotros también queremos enviar a los soldados a casa”.

Pero primero EE. UU. refuerza su presencia en el país con 21.000 efectivos, para lanzar una ofensiva contra insurgentes en Bagdad y alrededores. John Howard, el primer ministro australiano, declaró simultáneamente en Copenhague que su país retirará todas sus tropas de Irak hasta agosto.

Gran Bretaña es el país que, después de los EE. UU., más soldados tiene estacionados en Irak. Presentes militarmente están también Corea del Sur (2300 efectivos), Polonia (900), Australia y Georgia (sendos 800), Rumania (600) y Dinamarca (470). Las tropas de Italia y Eslovaquia ya fueron retiradas. También Corea del Sur y Dinamarca planean iniciar la retirada.

DW recomienda

Publicidad