″Brexit″: May pospone decisión para evitar derrota catastrófica | ACTUALIDAD | DW | 10.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

ACTUALIDAD

"Brexit": May pospone decisión para evitar derrota catastrófica

En el último momento retrocedió. Theresa May aplazó la votación sobre el “Brexit”. Sigue manteniéndose temporalmente en el poder a expensas del país. Un triste espectáculo, dice Barbara Wesel.

Este día tan político en Londres fue como estar en una casa de locos. Esta mañana, Theresa May perseguía a su leal ministro, Michael Gove, por los estudios de televisión para asegurarse de que la votación sobre el acuerdo del "brexit” se realizaría según lo planeado el martes (11.12.2018). Al mediodía, una portavoz de Downing Street lo confirmó. Y media hora más tarde, Theresa May frenó de golpé y pospuso la votación, lo que habría supuesto para ella una derrota catastrófica. Probablemente, ahora estará felicitando a los diputados que se van de vacaciones de Navidad y dándoles el contrato sobre el "brexit”. ¡Felices fiestas!

Hay que ganar tiempo

Ahora parece que May quiere ganar todo el tiempo que le sea posible con la esperanza de que en Navidad, con ponche y pavo, aumente el miedo ante un "brexit” duro y no haya tanta resistencia hacia su acuerdo.

May retrasó, bloqueó y retrasó ciertas decisiones durante las negociaciones. Ahora, lo ha vuelto a hacer. En Bruselas estas no avanzaron, porque Londres negoció principalmente consigo misma. Al final, todo esto ha perjudicado y no ha beneficiado nada a Gran Bretaña.

En Bruselas no dejan de sacudir la cabeza ante el absurdo teatro en la capital británica. Theresa May ha perdido el resto de credibilidad que aún le quedaba. Es como si estuviéramos viendo una escena cómica de Monty Python. May prometió nuevamente en el Parlamento que será el mejor "brexit” de todos los tiempos, pero no había gente dispuesta a creer en su buena nueva.

Barbara Wesel, corresponsal en Bruselas.

Barbara Wesel, corresponsal en Bruselas.

Aplazado pero no anulado

Este jueguecito de la primera ministra puede salirle mal. Esta semana regresa a Bruselas y exigirá de nuevo el backstop o la salvaguarda irlandesa. De dichas negociaciones saldrá con un ojo morado, pero debería estar contenta de que nadie le lance a la espalda el contrato de divorcio de la UE de 585 páginas.

May tuvo que reconocer su derrota. Ella realmente habría intentado todo para satisfacer las demandas de los que están a favor del "brexit”. Pero, ¿será suficiente para vencer la resistencia de los tories y parte de la oposición? Es más que probable que muchos entren aún más en cólera.

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, calificó la acción de May como una abominable cobardía. Theresa May ha asegurado temporalmente así su cargo y el poder de sus conservadores. Pero el veredicto sobre ella solo se ha aplazado, no se ha anulado.

Poder a expensas del país

Lo peor del retroceso de Theresa May es que pierde el tiempo, que es más que necesario para tomar la decisión final sobre el "brexit”. También esta salida de la UE se puede reconsiderar, porque la mejor solución para salir del callejón sin salida sería un segundo referéndum.

La primera ministra está aún perdiendo más terreno ante los fanáticos del "brexit” de su partido, que ahora están alejándose del "brexit” duro, según las normas de la OMC, incluidos los acuerdos de emergencia con la UE. Todo es una fantasía de consecuencias económicas devastadoras y previsibles.

La primera ministra prefiere tener poder por encima del bienestar de su país. La política siempre tiene que ver con la estrategia y hacer lo correcto en el momento adecuado. Lo que Theresa May está mostrando aquí para salvar su pescuezo es una declaración política de rendición. Un espectáculo que observamos con disgusto y horror.

(rmr/mnl)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube  

 

DW recomienda