“Brexit”: May pide transición y promete cumplir obligaciones | Europa | DW | 22.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“Brexit”: May pide transición y promete cumplir obligaciones

La primera ministra británica dio un esperado discurso en Florencia, con el objetivo de impulsar las negociaciones con Bruselas.

El esperado discurso de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, tuvo finalmente lugar este viernes (22.09.2017) en Florencia (Italia), donde la dirigente se refirió al futuro de Reino Unido y a las negociaciones del llamado "brexit”. En esa línea, May propuso una fase de transición de dos años una vez que se materialice la salida de su país de la Unión Europea. Con ello, busca más tiempo para preparar la economía británica.

 

Más información:

-Reino Unido hará a la UE oferta de 20.000 millones de euros

-Cataluña: ¡Adiós España! ¿Adiós Unión Europea?

 

La primera ministra dejó claro que durante ese periodo de transición su país seguiría pagando sus aportaciones al presupuesto comunitario para que ningún miembro de la UE tenga que pagar más o perciba menos a causa del "brexit", una declaración con la que May busca dar cierta garantía a sus futuros exsocios. "Reino Unido cumplirá con las obligaciones adquiridas durante nuestra pertenencia a la UE", aseguró.

Asimismo, sostuvo que la cooperación en seguridad y defensa seguirá adelante, porque son temas de interés común. A diferencia de lo publicado hace algunos días por el periódico Financial Times, la premier británica no entregó cifras. El diario aseguraba que se haría una oferta de 20 mil millones de euros, lejos de los 100 mil millones en que Bruselas estima las obligaciones adquiridas por Londres.

"Soluciones creativas”

May dio señales también sobre otro tema polémico en las negociaciones, el de los derechos de los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido. Al respecto, la dirigente aseguró que durante la fase de transición que propone, los ciudadanos europeos podrán seguir llegando al país, pero tendrán que registrarse, como parte de las nuevas reglas de inmigración que aprobará el país. Los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido no serán expulsados tras el "brexit”, prometió.

May dijo que Reino Unido y la Unión Europea seguirán siendo socios fuertes tras el "brexit”, aunque inicialmente descartó copiar la relación de Noruega o Canadá con el bloque comunitario. Por eso, llamó a buscar "soluciones creativas” en las futuras relaciones comerciales. Al mismo tiempo, la premier aseguró que su país nunca se sintió "en casa” dentro de la Unión Europea. "Y quizá por nuestra historia y geografía, la UE nunca nos pareció una parte integral de nuestra historia nacional”, sentenció.

Finalmente, May confesó que espera que Bruselas, tras conocerse el contenido de su discurso, tome el testigo y sea consciente de que Londres "quiere construir un futuro fuerte y sólido entre ambos".

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad