Brasil: repudio a violentos enfrentamientos en partido de fútbol | América Latina | DW | 09.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: repudio a violentos enfrentamientos en partido de fútbol

El gobierno de Rousseff, la FIFA y la Confederación Brasileña de Fútbol condenaron la violencia entre hinchadas durante el partido entre Vasco da Gama y Atlético Paranaense, cinco días tras el sorteo para la Copa 2014.

Violentos choques entre aficionados del fúbol en Bahía, Brasil.

Violentos choques entre aficionados del fúbol en Bahía, Brasil.

"El fútbol es la mayor pasión del brasileño y como tal tiene que ser encarado con el espíritu deportivo y alegría. No podemos permitir que episodios violentos y salvajes vuelvan a ser vistos por todos nosotros y por los verdaderos hinchas que amamos ese deporte", expresó el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José Maria Marim.

Marim añadió un día después de la pelea que se saldó con cuatro heridos que la entidad "actuará una vez más para combatir esa violencia injustificable". El dirigente aclaró que antes de intervenir esperará a ver los resultados de las investigaciones sobre los incidentes, ocurridos en el primer tiempo del choque que era vital para ambos equipos, puesto que los cariocas luchaban contra el descenso, que no pudieron evitar, y los paranaenses por el pase a la Copa Libertadoresr, que acabaron consiguiendo con un contundente 5-1.

Ver el video 01:34
Now live
01:34 minutos

Mundial 2014: ¿Una Copa para los ricos? (Archivo)

"Es lo que corresponde a la CBF en este momento. Debemos aguardar la posición de todos los sectores involucrados en la cuestión", dijo Marim, quien se comprometió a discutir "propuestas y proyectos que logren abolir definitivamente esos episodios salvajes de nuestros estadios".

Seguridad en los estadios brasileños

Por su parte, el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, además de condenar los hechos ocurridos en el estadio Arena Joinville, en el estado de Santa Catarina, expresó que los responsables "deben ser identificados y castigados, cumpliéndose el Estatuto del Hincha, que prevé penas de reclusión y de prohibición en los estadios a los hinchas que cometieron actos de violencia".

El secretario de Estado también anunció que intervendrá para promover una discusión entre el Ministerio Público (Fiscalía) y la policía, para definir cómo debe hacerse la seguridad en los estadios brasileños. Uno de los temas en discusión es que la Fiscalía de Santa Catarina había determinado que la seguridad dentro del estadio estuviera a cargo de una empresa privada, limitando a la policía a encargarse de la seguridad fuera de la arena. Imágenes revelaron que había solo seis guardias rodeando el sector donde estaba la hinchada del Atlético, que fue la que invadió el área rival dando origen a los enfrentamientos.

"El Ministerio de Deportes también buscará al Consejo Nacional del Ministerio Público para un entendimiento común sobre la presencia de la Policía Militar en el interior de los Estadios", expresó Rebelo. Según la Policía Militarizada, existía un "entendimiento" con el Ministerio Público, previo al partido, para que no hubiera efectivos dentro del estadio, algo que la Fiscalía negó.

jov (dpa,ntv)

Audios y videos sobre el tema