Brasil lanza con éxito cohete con motor de etanol | América Latina | DW | 03.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil lanza con éxito cohete con motor de etanol

Brasil completó un exitoso experimento, lanzando al espacio un cohete con un motor movido a oxígeno líquido y etanol, desarrollado por el estatal Instituto de Aeronáutica y Espacio (IAE) y la empresa Orbital Ingenería.

Un accidente en el lanzamiento en el centro de Alcántara causó la muerte a 21 técnicos e ingenieros en 2003.

Un accidente en el lanzamiento en el centro de Alcántara causó la muerte a 21 técnicos e ingenieros en 2003.

Según confirmó el IAE, el lanzamiento del cohete VS-30 V13 se realizó en los últimos minutos de la noche del lunes en el Centro de Lanzamiento de Alcántara (CLA), en el norteño estado de Maranhao, y el éxito del experimento permitirá usar ese tipo de combustible en el desarrollo de futuros vehículos lanzadores de satélites.

El motor, bautizado L5, funcionó durante 90 segundos -el tiempo programado- y en ese período suministró "datos suficientes para análisis del desempeño del vehículo, incluso para la solución de posibles problemas que lleguen a ser identificados", aseveró el IAE, en un comunicado divulgado en su página oficial.

Hacia cooperación con Alemania

"No tengo dudas de que hemos sacado lecciones importantes con esta operación y hemos incluido a Brasil en una lista de países que tienen tecnología propia para operar vehículos espaciales movidos a propulsor líquido", expresó al portal G1 el coronel de la Aeronáutica Avandelino Santana Junior, coordinador general de la operación.

Según la agencia oficial, el buen desempeño del motor L5 permitirá reanudar el lanzamiento de cohetes brasileños desde Europa, en un programa desarrollado en cooperación con la Agencia Espacial Alemana.

El proyecto brasileño de desarrollar un Vehículo Lanzador de Satélites, iniciado en 1980, está suspendido desde 2003, cuando un accidente en el lanzamiento en el centro de Alcántara causó la muerte a 21 técnicos e ingenieros.

rml (dpa/G1)

DW recomienda