Brasil juzgará a expresidente Fernando Collor por el caso ′Lava jato′ | América Latina | DW | 23.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil juzgará a expresidente Fernando Collor por el caso 'Lava jato'

El actual senador lo consideró una victoria, ya que de nueve delitos presentados por la Fiscalía, la Corte Suprema sólo admitió tres a trámite. Entre ellos, haber recibido casi diez millones de dólares en sobornos.

El ex presidente brasileño Fernando Collor de Mello será juzgado por corrupción en el marco de la megacausa "Lava Jato", según decidió este martes (22.08.2017) la Corte Suprema de Brasil. El tribunal aceptó de forma unánime una denuncia por corrupción pasiva, lavado de activos y liderazgo de una organización criminal presentada por la fiscalía contra el ex mandatario (1990-1992) y actual senador, que pierde así su inmunidad.

Collor es acusado de haber aceptado casi 30 millones de reales (9,5 millones de dólares) en sobornos a cambio de favorecer a empresas interesadas en firmar contratos con una subsidiaria de la petrolera estatal Petrobras, BR Distribuidora. Con el caso de Collor los escándalos de corrupción vuelven a alcanzar a antiguos altos dignatarios del gigante sudamericano. El político del partido de centro-derecha PTC se convierte en el segundo ex jefe de Estado brasileño que responderá por corrupción ante los tribunales por "Lava Jato" (‘lavado de autos').

La denuncia además da por comprobado que Collor compró con parte del dinero de los sobornos autos de alta gama, entre ellos un Lamborghini, valorado en un millón de dólares, un Ferrari, un Bentley y dos Land Rover. A pesar de aceptar la denuncia, los magistrados del Supremo descartaron otras acusaciones contra Collor en el mismo proceso, como los de desvío de dinero público y obstrucción a la Justicia, por supuestamente impedir las investigaciones. El senador dijo en un comunicado que la decisión del Supremo supone "una primera derrota para la Fiscalía", pues, de los nueve denunciados, sostiene, solo aceptó los cargos contra "tres de ellos -incluido él- y aun así solo en parte, rechazando cinco de los ocho delitos imputados".

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, considerado como el político más influyente de las últimas dos décadas en Brasil, está siendo juzgado ya en seis casos y fue condenado a nueve años y medio de prisión en junio por uno de esos procesos, pero tiene permitido apelar a la sentencia en libertad. El actual presidente, el conservador Michel Temer, también fue denunciado en junio por corrupción por la fiscalía, pero el Congreso evitó que fuera a juicio al negarse a levantarle la inmunidad.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda